Image: Mangkhut (AP)

Se calcula que casi dos millones de personas podrían estar en riesgo de alerta en la costa de Estados Unidos por la llegada del huracán Florence, sin embargo, a miles de kilómetros de allí una tormenta mucho más poderosa se aproxima peligrosamente al sudeste asiático: el super tifón Mangkhut.

De hecho, Mangkhut est√° considerada en estos momentos la tormenta m√°s fuerte de la temporada, y las predicciones dicen que tocar√° tierra en Filipinas el s√°bado antes de avanzar al sur de China, Vietnam y Laos.

Advertisement

La fuerza y velocidad de sus vientos sostenidos hacen que el tif√≥n sea equivalente a un hurac√°n de categor√≠a 3 en la escala Saffir-Simpson, que se usa para medir las tormentas en los oc√©anos Atl√°ntico y Pac√≠fico norte. Seg√ļn Brandon Miller, meteor√≥logo de CNN:

Se espera que Mangkhut sea ‚Äúm√°s grande, m√°s fuerte y m√°s peligrosa‚ÄĚ que Florence, aunque el da√Īo comparativo de las dos tormentas depende de lo que golpeen. Cualquier impacto directo a tierra ver√≠a resultados m√°s significativos y destructivos del S√ļper Tif√≥n debido a su tama√Īo e intensidad.

Sin embargo, debido a que la costa este de Estados Unidos tiene una infraestructura m√°s costosa que el sudeste asi√°tico, es probable que Florence cause m√°s da√Īos a la propiedad. Por ejemplo, varias plantas de energ√≠a nuclear se encuentran en el camino predicho para Florence. En cualquier caso, Mangkhut presenta una amenaza m√°s seria para la vida, ya que afectar√° a los vientos m√°s fuertes, en un √°rea m√°s grande y tendr√° una mayor marejada cicl√≥nica.

Advertisement

Image: University of Wisconsin-Madison

El tifón ha atravesado las Islas Marshall y Guam a principios de esta semana. Su paso dejó zonas de Guam sin electricidad, además derribó postes de electricidad, destruyó casas, arrancó árboles e inundó grandes áreas.

Si la ruta no se desvía, Filipinas recibirás el próximo golpe. Los funcionarios han comenzado a evacuar a miles de personas, cerrar escuelas y preparar bulldozers en previsión a los posibles derrumbes de estructuras.

Advertisement

En Hong Kong, donde se están preparando para las fuertes lluvias y tormentas de Mangkhut, los precios de los alimentos aumentaron a medida que los residentes comenzaron a acumular existencias. Los comerciantes también empezaron a colocar sacos de arena frente a sus tiendas para evitar que entre agua.

Mientras, China ha evacuado ya a unas 12.000 personas en las zonas bajas de la provincia de Guangdong, al sureste del país, y suspendió los embarques programados en preparación para la tormenta. [BusinessInsider, CNN]