Acción y reacción. La noticia ayer de que Ben Affleck encarnará al próximo Batman en la secuela del film de Superman, El hombre de acero, no ha gustado. Nada. Primero fueron las reacciones de incredulidad en redes sociales, sobre todo Twitter, y ahora llegan las de protesta. En páginas como Change.org ya hay decenas de peticiones pidiendo directamente a Warner Bros que no le de el papel a Affleck. Algunas ya tienen casi 30.000 firmas.

No es la primera vez que reacciones masivas de queja o protesta en Internet fuerzan a grandes compañías a dar marcha atrás en sus decisiones. De momento se trata solo de una pequeña rebelión, al menos en cifras, pero podría ir a más.

En Change.org ya hay ahora mismo más de una docena de peticiones diferentes, pero todas exigiendo lo mismo: retirar a Affleck del papel de Batman. ¿Ocurrirá? A juzgar de las declaraciones de Zack Snyder, director de El hombre de acero, quien también estará al frente de la secuela con Affleck (y quien parece que ha tomado la decisión de su elección), es bastante improbable. En sus propias palabras a The Warp:

Ben ofrece una buena contraposición al Superman de Henry [Cavill]. Tiene las tablas para crear una interpretación con muchos matices de un hombre que es mayor y más sabio que Clark Kent y lleva las cicatrices de ser un experimentado luchador contra el crimen, pero retiene la atracción que el mundo ve en el millonario Bruce Wayne. No puedo esperar a trabajar con él.

Advertisement