Las Monta├▒as Rocosas. Imagen: Wikimedia Commons

Hay un tesoro de dos millones de d├│lares escondido en una cordillera de Estados Unidos. Pepitas de oro, m├ís de 200 monedas, un collar de 2000 a├▒os y un antiguo anillo espa├▒ol incrustado de piedras preciosas, enterrados en alg├║n fr├şo lugar de las Monta├▒as Rocosas. Un hombre ha muerto intentando encontrarlo.

Y es el cuarto desde 2016, de acuerdo con la BBC. Se llamaba Jeff Murphy, era residente del estado de Illinois. Muri├│ en el Parque Nacional de Yellowstone mientras trataba de descifrar las pistas del tesoro que dej├│ en sus memorias el coleccionista de arte Forrest Fenn. Unas memorias autopublicadas en 2010 por un envejecido millonario que todav├şa no ha muerto y de quien muchos dudan.

Advertisement

Seg├║n el libro, el tesoro est├í enterrado ÔÇťen alg├║n lugar de las Monta├▒as Rocosas entre Santa Fe, Nuevo M├ęxico y la frontera con Canad├íÔÇŁ. Un poema escrito por el propio Fenn da m├ís pistas: ÔÇťEmpieza all├ş donde las aguas c├ílidas se detienen y toma el ca├▒├│n hacia abajo (...) No habr├í que remar el arroyo. Si has sido sabio y encontrado el fuego, mira r├ípidamente hacia abajo: tu misi├│n est├í por acabarÔÇŁ.

Al principio, las memorias de Fenn se vend├şan a trav├ęs de una ├║nica librer├şa de Santa Fe, por lo que pocos se enteraron de la existencia del tesoro. En 2013, la NBC supo de la historia y decidi├│ sacarla en un programa. A las pocas semanas, cientos de cazatesoros de todo el mundo empezaron a llegar a Santa Fe para emprender su viaje hacia el norte y buscar las valiosas reliquias del millonario.

Desde entonces han muerto cuatro personas: Randy Bilyeu, de 54 a├▒os; Paris Wallace, de 52; Eric Ashby, de 31; y Jeff Murphy, de 53, que se despe├▒├│ a 150 metros de altura el 9 de junio de 2017. Reporteros de KULR 8 enviaron una solicitud a los funcionarios de Yellowstone a trav├ęs de la Ley de la Libertad de Informaci├│n (FOIA) y confirmaron el v├şnculo con el tesoro: Murphy hab├şa contactado por correo electr├│nico con Forrest Fenn d├şas antes de su muerte

Advertisement

Al parecer, Fenn se ofreci├│ a pagar un helic├│ptero de rescate para facilitar la b├║squeda de Murphy cuando este desapareci├│. Sin embargo, no se siente culpable. ÔÇťSiempre es tr├ígico cuando muere alguien ÔÇödijo al New York Times en 2017ÔÇö, pero la vida es demasiado corta para usar cintur├│n y tirantes. Si alguien se ahoga en la piscina, no debemos drenar la piscina, sino ense├▒ar a nadarÔÇŁ.

Despu├ęs de que una segunda persona muriera el a├▒o pasado, Fenn asegur├│ que el tesoro est├í ÔÇťescondido a 1500 metros sobre el nivel del mar, pero en un lugar accesible para un hombre de 80 a├▒os que viaje soloÔÇŁ.

[BBC/KULR 8]