Photo: JR. Cook / Norway House Animal Rescue

Dos pescadores que recorrían el pasado lunes el lago Manitoba, en Canadá, se han topado con siete náufragos muy especiales. Se trata de siete cachorros mestizos de Labrador de apenas unos meses de edad. La cuestión es que nadie sabe a ciencia cierta cómo han llegado hasta allí.

Los pescadores pasaron por la isla de noche y oyeron el llanto de los animales. Al principio pensaron que podía tratarse de cachorros de lobo y acordaron regresar al día siguiente a investigar. Cuando pusieron el pie en la isla descubrieron que eran una versión mucho más doméstica de los cachorros de lobo. Los dos pescadores dejaron un gran saco para pienso y acudieron al servicio de rescate Norway House Animal Rescue.

La portavoz de Norway House Animal Rescue Jessica Boeckler explic√≥ que debido a lo remoto de la isla hicieron falta varios d√≠as para sacar a todos los cachorros y trasladarlos hasta un refugio canino en Winnipeg. Los cachorros se encuentran en buen estado de salud y ser√°n puestos en adopci√≥n una vez pasen las pertinentes revisiones y vacunas. La directora del centro, Deb Vandekerkhove, no duda en que todos encontrar√°n un hogar r√°pidamente debido a la repercusi√≥n que ha tenido el caso. Los cachorros (cuatro machos y tres hembras) ya han sido bautizados como ‚ÄúLos siete de Gilligan‚Äôs Island‚ÄĚ en honor a una antigua serie de televisi√≥n sobre un grupo de n√°ufragos.

Advertisement

Photo: JR. Cook / Norway House Animal Rescue

La alegría por el rescate de los cachorros no oculta la preocupación por averiguar exactamente cómo han terminado en una isla desierta en mitad de un lago. No hay rastro alguno de su madre, y la principal hipótesis es que alguien trató de deshacerse de ellos abandonándolos en la isla a su suerte. Vandekerkhove ha anunciado que abrirá una investigación y no descarta presentar cargos por crueldad contra los animales si encuentran indicios de delito. [vía CBS]