Los cráteres en la Luna no son ninguna novedad. Hay miles en su superficie. Pero grabar el antes y después de un impacto para conocer sus consecuencias es menos habitual. La NASA ha logrado ahora obtener imágenes del mayor impacto grabado hasta ahora en la Luna, uno que ha dejado un cráter de 18 metros.

En marzo del 2013, las cámaras del Marshall Space Flight Center captaron un enorme destello brillante en la superficie de la Luna, 10 veces más brillante de lo que habían grabado nunca. Tenía que ser de un gran impacto de un meteorito. Los responsables de la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), que orbita alrededor de la Luna desde junio de 2009, comenzaron a intentar localizarlo, basándose en las coordenadas del impacto.

Tardaron meses en dar con el lugar exacto, pero lo consiguieron. La NASA ha publicado ahora las fotos del antes y el después del impacto. Este ha dejado un cráter relativamente pequeño de 18,8 metros de diámetro. La potencia del choque sin embargo fue tal que se desperdigaron rocas y otros materiales hasta a 30 kilómetros de distancia. Debajo, una foto de la zona antes del impacto, en Febrero de 2012:

Advertisement

El cráter posterior al impacto, fotografiado por la cámara de la LRO en julio de 2013:

Lo curioso es cómo llegaron a dar con el punto exacto del cráter: analizando las trayectorias de las rocas desperdigadas alrededor. Las coordenadas iniciales facilitadas por el Marshall Space Flight Center no eran correctas por lo que fueron las propias trayectorias de las rocas las que llevaron al punto central del impacto.

Advertisement


Puedes ver la explicación al completo de cómo lograron encontrar el cráter en este genial vídeo debajo:

[vía NASA]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)