Oficinas de Netflix en Los Gatos, California.

Hay pocas compa√Ī√≠as haciendo contenido original tan abundantemente y con tanta calidad (hablo en general, todos sabemos que Iron Fist fue una decepci√≥n) como Netflix. Gizmodo en Espa√Īol ha hablado con Erik Barmak, responsable internacional de sus Originals, las¬†respuestas han sido bastante interesantes.

La conclusi√≥n general no es ninguna sorpresa: Netflix va a producir mucho, mucho (mucho) contenido original en los pr√≥ximos a√Īos. Tanto que se ha endeudado con 1,1 mil millones de d√≥lares para conseguirlo. Seg√ļn Barmak, solo en Europa y antes de que acabe el a√Īo ‚Äúse van a presentar 6 producciones nuevas, al menos una de ellas ser√° en Espa√Īa‚ÄĚ. Ma√Īana se estrena a nivel mundial Las Chicas del Cable, la primera serie de Netflix hecha para este pa√≠s. La serie ha sido renovada para una segunda temporada y su acogida no determinar√° el futuro de otras producciones.

Hasta ahora el contenido original de Netflix pasa por series de √©xito como Strangers Things o¬†House of Cards adornadas con alguna pel√≠cula original aqu√≠ y all√° y alg√ļn documental, como Chef‚Äôs Table. Para los pr√≥ximos meses, en cambio, espera que esa oferta se ampl√≠e a muchos m√°s formatos: stand-up comedy (mon√≥logos de comedia), m√°s documentales, programaci√≥n para ni√Īos... la lista es larga y las posibilidades amplias.

El problema del deporte

¬ŅQu√© ocurre con los deportes en vivo? Para muchos, lo √ļnico que le falta a Netflix para ser el sustituto de la televisi√≥n definitivo es poder ver un hipot√©tico Madrid-Barcelona o una Superbowl desde la plataforma. Compa√Ī√≠as como Twitter, YouTube o Amazon ya est√°n dando sus primeros pasos al respecto.

Advertisement

Barmak ha precisado que, aunque interesante, no pasa por la estrategia global de la compa√Ī√≠a como m√≠nimo a corto/medio plazo. La raz√≥n oficial que ha dado Netflix en otras ocasiones es que ‚Äúno aportan el valor diferencial suficiente‚ÄĚ pero la no oficial apunta m√°s a que los derechos de emisi√≥n deportivos, un aut√©ntico dolor de cabeza para muchas distribuidoras, son tan enrevesados, exigentes y sobre todo caros que probablemente la compa√Ī√≠a prefiera recorrer otros derroteros antes.

Un ejemplo de lo que Netflix considerar√≠a ‚Äúcontenido deportivo‚ÄĚ.

Advertisement

Netflix sí apuesta, en cambio, por producir contenido deportivo sin que necesariamente tenga que ver con una emisión en vivo, como documentales, películas o programas sin guión.

Cuando todos sean Netflix

Barmak ha dado alg√ļn detalle adicional. Para √©l, el balance entre contenido original y no original depende de ‚Äúla calidad del contenido en s√≠‚ÄĚ, no de si es original de Netflix o no. La cuesti√≥n que elude es que, con compa√Ī√≠as como Amazon y HBO distribuyendo sus productos con la misma estrategia global, no pasar√°n muchos a√Īos antes de que el anquilosado Hollywood, perdido en d√©cadas de derechos de distribuci√≥n gordianos, se de cuenta de que tambi√©n puede beneficiarse del mismo modelo de distribuci√≥n global.

Advertisement

Para los pr√≥ximos meses espera, en resumen, ver mucho m√°s contenido original con la calidad y el mimo que acostumbra la compa√Ī√≠a. Esp√©ralo en formatos que vayan m√°s all√° de las pel√≠culas y las series, desde los programas televisivos a los documentales, pero no esperes sentarte a ver un partido de liga. Todav√≠a no.