El CEO de Netflix, Reed Hastings. Foto: Paul Sakuma (AP)

Netflix, el servicio de streaming de vídeo que nadie parece abandonar a pesar de poseer una colección con títulos cada vez más pobres, está a punto de subir sus precios.

Los clientes pueden esperar un aumento de uno o dos dólares al mes, según el plan que elijan. Los planes básicos pasarán de los 8 dólares a los 9 dólares; el siguiente nivel, que incluye transmisión de alta definición y múltiples dispositivos, pasará de costar 11 dólares a 13 dólares; y la versión que nadie paga de 14 dólares costará 16, lo que hace que sea aún más costoso que HBO Now.

Según la CNBC los cambios afectarán a los suscriptores actuales dentro de los próximos tres meses, mientras que los nuevos suscriptores sufrirán la subida de inmediato.

Así que tendrás que plantearte si te merece la pena gastarte $100 al año para disfrutar de la calidad de los títulos de esta plataforma.