Muchos daban ya por ganada la presente generación de consolas a Sony, que de hecho ha vendido a un ritmo tal que ni siquiera la propia compañía sabe muy bien por qué. Microsoft, sin embargo, y sin hacer mucho ruido ha adelantado a la compañía nipona el pasado mes de noviembre en cuanto a ventas, vendiendo 1,2 millones de consolas en Estados Unidos, según NPD.

Aunque no tenemos el desglose exacto de modelos, hay dos factores clave aquí: la reducción de precio hasta igualarlo con el de la PS4 ($399 dólares/399€) tras quitar Kinect y la promoción que lleva activa desde el Black Friday hasta Navidad con la que podrá comprarse una consola por $350 dólares, 50 menos.

Por otro lado, con el lanzamiento de Far Cry 4, GTA V y Assassin's Creed: Unity ambas plataformas están alcanzando una masa crítica de material jugable lo suficientemente interesante para animar a muchos jugadores a dar el salto. Números aparte, ambas plataformas tienen próximamente una batalla importante que librar: la campaña de Navidad. Veremos cómo se desenvuelve cada una y qué números presentan una vez acabe. [Forbes vía NPD]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)