Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Nokia X, primeras impresiones: móviles Android que te desconcertarán

Ilustración para el artículo titulado

Los rumores se cumplieron y Nokia ha presentado hoy tres smartphones basados en Android y a precios muy competitivos. Se trata del Nokia X, Nokia X+ y Nokia XL. En Gizmodo en Español los hemos probado durante un buen rato y la primera impresión es contradictoria: funcionan todo lo bien que pueden funcionar móviles de entre 80 y 109 euros, pero la esquizofrénica implementación de Android te dejará desconcertado.

Advertisement

Lo primero que pensarás al ver el interfaz de los Nokia X es que estás ante un Android disfrazado de Windows Phone, o al revés. El menú de inicio se compone de baldosas que recuerdan a las Live Tiles de Windows Phone. Puedes moverlas por la pantalla a placer y ajustarlas en dos diferentes tamaños, parecido a las Live Tiles. Puedes acceder también a una lista de aplicaciones recientes que recuerda al menú en lista de Windows Phone. Sin embargo, este es otro animal muy diferente: es un nuevo sistema operativo, Nokia X, una modificación de Android.

Ilustración para el artículo titulado

El Nokia X (izquierda) y el Nokia XL

Las especificaciones del Nokia X y el X+ son exactamente las mismas, solo que el Nokia X+ viene con SIM dual. Puedes verlas aquí al completo. Ambos tienen pantalla de 4 pulgadas de resolución 800 x 480 y cámara de 3 megapíxeles. El Nokia XL es mayor, con pantalla de cinco pulgadas con resolución WVGA. Lo interesante de estos coloridos móviles de entrada es el software.

Se trata de una versión de Android modificada. No tienes acceso a Google Play, solo al Nokia Store, pero es compatible con la mayoría de aplicaciones Android. Nokia ha quitado además otro rastro de Google: no hay Google Maps, sino Nokia Here. Lo que ha hecho Nokia es optar por utilizar AOSP (Android Open Source Project), cambiando el sistema para que se parezca a Windows Phone e introduciendo sus propias aplicaciones. Es decir, Bing y Outlook, por ejemplo, reemplazan a Gmail y Google Search.

Advertisement

El interfaz es muy similar a Windows Phone, pero con Android por debajo. Hay incluso actualizaciones de información en tiempo real en las baldosas de la pantalla de inicio, como las fotos. El sistema es simple e intuitivo, además de razonablemente fluido para un móvil con especificaciones limitadas como estas.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Los móviles vienen con cientos de aplicaciones pre-instaladas, desde las principales redes sociales a juegos de todo tipo, incluyendo grandes títulos como Jetpack Joyride, pasando por apps de teclados como SwiftKey. Para suplir las apps de Google Play que no estén el Nokia Store, Nokia ofrece acceso a tiendas de apps de otros desarrolladores y proveedores.

Puedes ver el sistema operativo en acción en este vídeo:

La gran pregunta no es si estos móviles son baratos (que lo son), si son bonitos (son aceptablemente atractivos, sí) o con un software competente y fluido (que a primera vista lo parece). La gran pregunta es ¿que aporta de nuevo este híbrido de Android disfrazado de Windows Phone? La primera impresión es que no mucho. Millones de personas en todo el mundo ya saben utilizar Android, conocen Google Play, les gusta su sencillez. ¿Para qué eliminar esto para ofrecer un sistema con otras aplicaciones clave (Here, Bing...) con las que los usuarios no están tan familiarizados?

Advertisement

Para Nokia, por supuesto, es pura estrategia de negocio: intentar entrar en la gama baja con más garantías. Puede funcionar. Quizás la mayoría de usuarios se olviden del OS y se queden con que "es un Nokia". Sin embargo, con la visibilidad y aceptación que ya ha alcanzado Android y con la que incluso estaba adquiriendo Windows Phone, lo más probable que vaya a generar Nokia X entre los usuarios es una cosa: pura confusión.