El bicho que veis en la imagen no es la versión de guardería del Kothoga, sino una salamandra mexicana de agua o Axolotl gris. El Axolotl es uno de los pocos vertebrados capaz de regenerarse y la clave para que, en un futuro quizá no muy lejano, las víctimas de amputaciones puedan regenerar completamente el miembro perdido.

Inevitable acordarse del bueno del Dr. Curt Connors y los problemillas que le dio a Spider-man su cura milagrosa, pero el procedimiento no dista mucho del origen del supervillano conocido como Lagarto. El científico del mundo real que está trabajando en esto se llama James Godwin y pertenece al Instituto de Medicina Regenerativa de la Universidad Monash, en Australia.

Los Axolotls regeneran todo tipo de heridas, reparan √≥rganos y hasta les vuelven a crecer miembros perdidos gracias a la labor de unas c√©lulas llamadas macr√≥fagos. Los seres humanos tambi√©n tenemos esas c√©lulas, pero en nuestro caso s√≥lo se dedican a acabar con cuerpos extra√Īos en el organismo.

Lo que Godwin ha descubierto es que, sin macr√≥fagos, las salamandras de agua tampoco regeneran, y los miembros perdidos se convierten en meros mu√Īones. Al devolver a la criatura las c√©lulas, estas no hacen nada con el mu√Ī√≥n, pero si se produce una nueva amputaci√≥n en la zona, autom√°ticamente se reinicia el proceso de regeneraci√≥n y el miembro vuelve a crecer.

Advertisement

La conclusi√≥n del equipo de Godwin es que la nueva laceraci√≥n despierta una respuesta qu√≠mica en el organismo del Axolotl que hace que los macr√≥fagos se pongan a trabajar. A largo plazo, la idea es lograr aislar ese compuesto y utilizarlo como una droga para regenerar miembros humanos. La idea, de momento, es pura ciencia ficci√≥n, pero tambi√©n lo eran otras y hoy en d√≠a nos parecen algo com√ļn [Monash University V√≠a Motherboard].

Foto: Sombra / Shutterstock