Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Para resolver este problema hay que mentir y decir la verdad

Actualizado: ya puedes leer la solución al final. Cuenta la leyenda que cuando Ashrad, príncipe de Persia, fue capturado por el ejército invasor debido a lo elevado de su linaje los jueces decidieron darle a elegir cómo prefería ser ejecutado planteándole un reto aparentemente sencillo. Según su respuesta, lo ahorcarán o lo abatirán a flechazos.

Advertisement

La proposición de los jueces, después de deliberar un rato, fue:

Sólo puedes decir una frase para defenderte. Si mientes, tu destino será la horca. Pero si dices la verdad, te mataremos con flechas en su lugar.

Nadie sabe cómo hizo exactamente Ashrad pero consiguió, con una sola frase, que no lo matasen, lo liberasen y lo mandasen al exilio. Desde allí, volvió a juntar un ejército, derrotó a los invasores y se proclamó rey de Persia, hasta su muerte. ¿Qué dijo para liberarse? El viernes, la solución.


Solución: en realidad hay muchas soluciones, y la mayoría forman parte de enunciados lógicos infinitos. Por ejemplo “Vosotros vais a ahorcarme”. Si la frase es verdad, entonces tendrían que abatirlo a flechazos, en cuyo caso la frase sería mentira, en cuyo caso le tocaría la horca, pero como es verdad, entonces fechas y así hasta el infinito.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story