Ha sido un año salvaje en la industria de las cámaras. Después de años centrados en las DSLRs o en cámaras sin espejo con sensores más pequeños, Canon, Nikon y Panasonic finalmente se han metido de cabeza en el mercado de las full-frame sin espejo con sus líneas de cámaras EOS R, Nikon Z y Lumix S1. Sin embargo, a pesar de todo este esfuerzo, Sony sigue siendo el líder en el segmento de las full-frame sin espejo (su A7 III vende más que la EOS R y la Nikon Z combinadas en Japón). Ahora, con su nueva A7R Mark IV, parece que el dominio de Sony podría incluso ir en aumento.

La característica más destacada de la A7R IV es su sensor de súper alta resolución de 61 MP, que Sony afirma que es el primero en una cámara full-frame sin espejo, con disparo continuo de 10 FPS y 15 pasos de rango dinámico. Esto es más píxeles de los que obtendrías en algunas cámaras de formato medio (por no mencionar en las de todos sus competidores). La A7R IV tiene un buen número de mejoras entre las que se incluyen un enfoque híbrido con detección de fases en plano focal de 567 puntos o un nuevo diseño con mejor agarre y resistencia.

Advertisement

Pero lo que podría ser aún más impresionante que el sensor de la A7R IV es todo lo que ha hecho Sony para mejorar su sistema de enfoque automático. Sony dice que ha mejorado su enfoque automático de seguimiento ocular para que ahora pueda seguir a humanos y animales en tiempo real, incluso mientras grabas un vídeo. Sony dice que tiene un nuevo algoritmo que debería ayudar a la cámara a seguir de forma fiable a los sujetos, aunque realicen movimientos bruscos.

En total, la A7R IV cuenta con 567 puntos de detección de enfoque en modo full-frame, que cubre el 74 por ciento del sensor de la cámara. Para aquellos que deseen una mayor cobertura del autofocus, la A7R IV también viene con un modo de recorte APS-C de 26.2 MP que usa 325 puntos de enfoque para una cobertura de AF de casi el 100%.

Sony ha cambiado la disposición de los botones de la cámara para poner más diales y ruedas al alcance de la mano, y añadió un nuevo joystick de selección de enfoque más grande, un nuevo botón de bloqueo de compensación de exposición y una nueva rueda de navegación.

Advertisement

Lo primero que se nota cuando levantas la A7R IV es que tiene una zona de agarre mucho más grande, y si has usado alguna otra Alpha full-frame antes, verás que la A7R IV es mucho más cómoda de sostener. Con un peso algo menor de 700 gramos, la A7R IV ya es una cámara bastante robusta, por lo que este mejor agarre es una cosa que se agradece.

Pero si tengo que destacar algo en el tiempo que pasé con ella, es lo fácil que es usar esta cámara. El sistema de menú de Sony sigue siendo igual de complicado a la hora de navegar, pero solo activando el Eye AF y presionando el botón del obturador se obtienen resultados impresionantes. A veces, parece que la cámara está disparando sola, lo cual agradezco, porque entonces puedes centrarte en cosas más importantes como la composición.

Advertisement

En el evento de lanzamiento de Sony se mostraron varias escenas iluminadas profesionalmente para sacar fotografías. Sony incluso trajo un perro modelo para que la prensa pudiera probar el AF de Sony en animales (y sí, funciona). Aunque el AF sobre el ojo del animal no es tan rápido o infalible como sobre humanos, la A7R IV no tuvo problemas para detectar los ojos del perro, aunque le llevasen de un lado a otro persiguiendo golosinas. En resumen, el autofocus de Sony ha mejorado aún más, y sigue siendo la mayor ventaja que tiene sobre casi cualquier otro competidor en el mercado de las full-frame sin espejo.

Advertisement

La última gran mejora de la A7R IV viene en forma de dos nuevos accesorios para micrófonos: el micrófono ECM-B1M de $350 y el adaptador de micrófono XLR-K3M XLR de $600. Ambos accesorios vienen con convertidores de audio analógico a digital incorporados para que, en lugar de enviar audio analógico a la cámara, la A7R IV pueda incrustar audio digital directamente en un archivo de vídeo. Y si deseas usar estos accesorios con otras cámaras, ambos incluyen un interruptor que te permite emitir una señal analógica también.

Así que, para fotografiar bodas, retratos o paisajes, la A7R IV podría ser la cámara que buscas en formato full-frame. Realmente, el único tipo de fotografía para la que quizás no sería interesante es para la de eventos deportivos, ya que el disparo continuo de 10 FPS de la A7R IV no es lo suficientemente alto para eso.

Advertisement

Pero espero que seas un profesional, porque, con un precio de $3.500 (solo el cuerpo), la Sony A7R IV definitivamente no es una opción barata. Bueno, podrías comenzar a ahorrar antes de que la cámara salga a la venta de forma oficial en septiembre. En cualquier caso, en 2018, llamábamos a su predecesora la nueva reina de las cámaras sin espejo, y parece que con la A7R IV, Sony se ha ganado de nuevo la corona.