Hemos perdido a Wes Craven. El veterano cineasta ha fallecido a los 76 a√Īos v√≠ctima de un tumor cerebral. En su camino nos deja creaciones tan inolvidables como A Nightmare on Elm Street, pero Craven era mucho m√°s que el padre de Freddy Krueger. Su imaginaci√≥n ayud√≥ a redefinir el cine de terror.

Un director ‚Äútruculento‚ÄĚ

Advertisement

La √≥pera prima de Wesley Earl Craven es The Last House on the Left (1972). Aunque los a√Īos 70 no eran precisamente parcos en escenas perturbadoras, muchos encontraron el film demasiado violento y expl√≠cito. La censura prohibi√≥ su estreno en Singapur, Islandia, Nueva Zelanda, Noruega, Alemania Occidental y Australia. En el Reino Unido no se estren√≥ hasta 2008. La pel√≠cula, y otras que siguieron como The Hills Have Eyes (1977) le valieron a Craven la fama de director truculento.

Efímero salto al porno

La segunda pel√≠cula de Craven es muy poco conocida sencillamente porque se trata de su √ļnica incursi√≥n en el mundo del cine porno. Lleva por t√≠tulo The Fireworks Woman (1975) y Craven la firm√≥ bajo el pseud√≥nimo de Abe Snake. Incluso particip√≥ en ella como actor, aunque no figura en los t√≠tulos de cr√©dito. El film tiene un toque on√≠rico y un tanto siniestro que puede interesar a los entusiastas del director, o del porno de los 70.

Advertisement

El clásico del que Craven se retiró

A Nightmare on Elm Street gan√≥ obtuvo numerosos galardones como el premio de la cr√≠tica en el Festival de Cine Fant√°stico de Avoriaz de 1985 y est√° considerado uno de los mejores films de terror, con una apabullante nota de 95 en Rotten tomatoes. Sin embargo, el gui√≥n fue vapuleado por los grandes estudios, que consideraban el proyecto de Craven demasiado extra√Īo y dif√≠cil de entender. Finalmente fue New Line Cinema la que se atrevi√≥ a dar el visto bueno a la producci√≥n. Fue su primer gran √©xito en taquilla.

Advertisement

La pel√≠cula tiene algunos hitos interesantes. Es la pel√≠cula en la que debut√≥ Johnny Depp. En su filmaci√≥n se utilizaron 1.892 litros de sangre falsa, y el Freddy Krueger que conocemos es mucho menos horrible que la idea que Craven ten√≠a en mente. Seg√ļn la descripci√≥n del film:

La idea original de Wes Craven para el aspecto de Freddy Krueger era excesivamente espantosa, pues tenía los dientes sobresaliendo de la mandíbula, le supuraba pus de la cabeza cuando se quejaba de dolor, y parte de su cráneo era visible a través de su cabeza. David B. Miller, el responsable de los efectos especiales del maquillaje, afirmó que sería muy complicado y nada convincente maquillar de esa forma a un actor, y utilizando una marioneta sería difícil de rodar con actores reales, así que aquellas ideas terminaron siendo rechazadas.

Curiosamente, Craven también quería un final feliz para la película, pero la productora presionó para que rodara otro broche que dejara la puerta abierta a secuelas. El director no quería hacer una serie de films, y nunca aceptó el final que conocemos. Es una de las razones por las que no participó en su secuela, y solo ha dirigido dos de los 9 films sobre el personaje de la cara quemada.

Advertisement

Maestro del Slasher

Aparte de Elm Street, la otra saga por la que Craven ser√° recordado es Scream. Despu√©s a√Īos de pel√≠culas Slasher descerebradas que eran poco m√°s que una sucesi√≥n de asesinatos de adolescentes, Craven dio nueva vida a este subg√©nero de asesinos psic√≥patas con un film en el que al argumento era un protagonista m√°s.

Advertisement

Scream (1996) tambi√©n es una nueva aproximaci√≥n del director al concepto de enso√Īaci√≥n o pesadilla. Las referencias al cine de terror y a ‚Äúestar dentro de una pel√≠cula‚ÄĚ son continuas. Scream y sus secuelas (Craven dirigi√≥ cuatro de ellas) crearon escuela y abrieron la puerta de la edad adulta a este subg√©nero de terror. Pel√≠culas actuales como Cabin in the Woods son el ejemplo perfecto de esta combinaci√≥n de referencias ‚Äúmeta‚ÄĚ y un negro sentido del humor.

‚ÄúLas chicas no siempre se caen‚ÄĚ

Advertisement

Craven contaba que, en una ocasi√≥n, su hija peque√Īa le recrimin√≥ que la protagonista de The Swamp Thing (1982) se tropezara huyendo del monstruo. ‚ÄúLas chicas no siempre se caen.‚ÄĚ le espet√≥ la joven a su padre. Desde entonces, Craven ha hecho especial hincapi√© en mostrar en sus pel√≠culas a personajes femeninos competentes y fuertes, y no solo a mujeres esperando ser salvadas. El cineasta siempre se declar√≥ feminista.

Legado

Craven siempre será recordado como uno de los directores que reescribió el lenguaje del cine de terror en los 80 y 90. En su filmografía también hay obras que no tienen nada que ver con el horror, como Music of the Heart (1999) o el film colectivo Paris Je T’Aime (2006) en el que Craven homenajea a Oscar Wilde. También hay sonoros fracasos como la comedia Vampire in Brooklyn con Eddie Murphy.

Advertisement

Craven también firma algunos de los episodios más memorables de la serie de TV Más allá de los límites de la realidad (The Twilight Zone). Amante de los pájaros, Craven participaba en varias organizaciones conservacionistas de la fauna como Audobon, en California. Criado en el seno de una familia estrictamente religiosa (cristiana evangélica) no vio su primera película hasta que entró en el colegio. Antes de dedicarse al cine, se doctoró en filosofía y literatura en la Universidad Johns Hopkins. También ejerció como profesor de inglés en el Westminster College y el Instituto Tecbológico Clarkson. Afortunadamente, pronto decidió luchar contra los prejuicios de su infancia a través de la gran pantalla.

Foto de portada: AP Images

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)