Se hacen llamar Comisión contra el robo de propiedad intelectual o IP Commision, y acaban de entregar un informe al Congreso Estadounidense en el que, básicamente, piden que se les de permiso para sabotear, secuestrar o destruir los ordenadores sospechosos de piratería mediante malware.

La comisión se creó para buscar métodos con los que combatir la difusión de obras protegidas por copyright en internet. Ahora, estos 'sesudos' paladines de la propiedad intelectual han llegado a la conclusión de que lo mejor es el uso de Ransomware.

En esencia, se trata de infectar los equipos de los usuarios sospechosos con virus y troyanos que bloqueen el acceso al ordenador hasta que su propietario se entregue a las fuerzas del orden y confiese su ‘crimen’. Huelga decir que el uso ransomware es ilegal y no falta quien lo compara con prácticas terroristas a nivel digital.

El informe, que haría a muchos dictadores vivos y muertos soltar una lagrimita de orgullo, sugiere que el uso de malware podría servir para tomar fotos del supuesto infractor mediante la webcam (¡Chúpate esa, derecho a la privacidad!), e incluso borrar archivos o destruir el ordenador de forma remota.

De momento el Congreso estadounidense no ha hecho declaraciones sobre la propuesta. Suponemos que aun están contando cuántos artículos de la constitución vulneran las 84 páginas de esta auténtica declaración de guerra [IP Commision vía Boingboing]

Foto: Jirsack / Shutterstock