Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Por qué algunos tatuajes simplemente desaparecían de la piel en las primeras fotografías del siglo XIX

Captura de pantalla: Michael Bradley (Puaki en Vimeo)

Hacia 1850 es difícil encontrar personas con tatuajes en fotografías. La razón fue una nueva técnica de revelado que tenía muchas ventajas pero un inconveniente: borraba los tatuajes. Esa técnica se llamaba Colodión húmedo, y el artista Michael Bradley la ha recreado con resultados espectaculares.

Advertisement

El colodión húmedo era un procedimiento fotográfico revolucionario para la época porque, a diferencia del daguerrotipo, permitía hacer copias. También reducía mucho el tiempo de exposición necesario para una foto.

El fotógrafo empleaba una enorme placa de cristal embadurnada en un barniz sensibilizado con nitrato de plata que hacía las veces de negativo de la fotografía. Su nombre se debe a que había que utilizarlo fresco. Los fotógrafos llevaban encima los materiales y preparaban la toma en una pequeña tienda de campaña negra o en un laboratorio móvil montado en un carrito.

Detalle del carruaje laboratorio del fotógrafo J. Laurent en el año 1872, en Valladolid, para preparar y revelar negativos de vidrio al colodión
Foto: Fototeca del IPCE

Obviamente, hablamos de fotografía en blanco y negro y además de una técnica concreta que, por las sustancias utilizadas, tiende a unificar ciertos tonos. Ocurre especialmente con los azules y verdes oscuros tan comunes en muchos tatuajes y el efecto es especialmente llamativo si la persona tiene la piel algo oscura.

Advertisement

El fotógrafo Michael Bradley lleva experimentando con el Colodión húmedo mucho tiempo y ha querido aprovechar su problema con los tatuajes para crear una espectacular serie de fotografías titulada Puaki. El artista realizó una serie de retratos de personas actuales de la etnia Maorí de Nueva Zelanda.

Los tatuajes faciales llamados ta möko son una tradición entre los maoríes, pero desaparecen completamente en el colodión húmedo. El resultado es una fascinante colección de fotografías actuales con su correspondiente versión colodión. Algunas de ellas pueden verse en este vídeo o en la página web del proyecto. [vía Petapixel]

Advertisement

Share This Story

Get our newsletter

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key