Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Por qué deberías mandar una nota de agradecimiento después de una entrevista de trabajo

15.8K
12
Save

Hace unos años comencé a enviar correos electrónicos diciendo “¡Encantado de conocerte!” a las personas que me habían dado su tarjeta en cualquier evento de networking. Después de enviar el email, su correo electrónico se añade a mi bandeja de entrada y de esa manera puedo encontrarlo semanas o años después, pero además siempre pensé que era un detalle elegante. Al enviar un correo electrónico estás diciendo a la otra persona que aprecias vuestra conversación y que te gustaría mantener el contacto con ella en el futuro.

Advertisement

Otra idea interesante: envía siempre una nota de agradecimiento después de una entrevista de trabajo.

Alguien en la universidad me dijo esto y desde entonces es algo que siempre he hecho. Además, resulta que hacerlo podría ser lo que me hizo ir ganar puntos frente a otros candidatos en algún trabajo que otro.

Esta semana, Business Insider publicó una historia sobre la editora ejecutiva de su página web, Jessica Liebman, quien contrató a cientos de personas bajo su cargo. Ella sostiene que si alguien no le envía una nota de agradecimiento después de una entrevista, no le contratará.

De acuerdo con Liebman, enviar una nota de este tipo indica que la persona está interesada en ese trabajo y que no solo muestra buena educación, sino que también tiene los recursos suficientes para conseguir la dirección de correo electrónico del entrevistador, algo que probablemente no tenía en un primer momento.

Advertisement

También señala que enviar una nota de agradecimiento no asegura que te vayan a contratar, pero que ha sido un buen baremo para medir a los candidatos para ella, y es probable que también lo sea para muchos otros encargados de recursos humanos.

¿Y qué hay que poner en una nota de agradecimiento?

No te alargues mucho. En una nota de agradecimiento lo único que tienes que hacer es agradecer a esa persona que se haya tomado el tiempo de hablar contigo y recordarle brevemente por qué crees que encajarías bien en el trabajo. Envíala entre 24 y 48 horas después de la entrevista.

Advertisement

Hacer esto ayuda a que el entrevistador se acuerde de ti, muestra que estás interesado en el trabajo y transmite la sensación de que posiblemente seas una buena incorporación para el equipo. Y si se cumple todo es mucho más probable que te llamen para una segunda entrevista.

Share This Story