Los chicos del canal de YouTube How Ridiculous se han subido hasta lo alto de un acantilado de 200 metros para llevar a cabo una demostración de ese efecto tan fascinante que se produce cuando se lanza una pelota desde gran altura: el efecto Magnus. Esto es lo que ocurre cuando lanzas cinco tipos de balones.

Para aquellos que lo desconozcan, el efecto Magnus recibe el nombre del físico y químico alemán que lo estudió, Gustav Magnus, y con ello nos referimos al fenómeno físico por el cual la rotación de un objeto afecta a la trayectoria del mismo a través de un fluido (por ejemplo, el aire).

Advertisement

¿Cómo? El efecto de rotación crea un fluido giratorio a su alrededor. Sobre un lado del objeto, el movimiento de rotación tendrá el mismo sentido que la corriente de aire a la que el objeto está expuesto. Mientras que en ese lado la velocidad se incrementa, en el otro disminuye (la rotación en sentido opuesta la frena). Esta fuerza desplaza al objeto de la trayectoria que tendría si no existiese el fluido.

Es precisamente lo que se puede observar a través del vídeo de How Ridiculous, dependiendo también de las características de una pelota (peso o tamaño) el efecto se muestra más o menos agudo. [YouTube]