Microsoft ya es oficialmente el propietario de Mojang, la compañía que ha creado Minecraft. Los de Redmond se han gastado la friolera de 2.500 millones de dólares en una operación que plantea no pocas preguntas. ¿Es demasiado dinero?, y lo que es más importante... ¿Acabará esta compra destruyendo Minecraft y siendo una mala jugada para Microsoft?

Advertisement

Hay que empezar citando que no es la primera vez que Microsoft paga una cifra multimillonaria por algo, y la de Minecraft no es ni de lejos la más elevada. Si pagar 2.500 millones de dólares por Mojang suena excesivo es simplemente porque se trata de una compañía sana, pero relativamente pequeña. En 2013, Mojang logró el nada despreciable objetivo de 129 millones de dólares en beneficios, pero la cifra está muy lejos de lo que haría falta para recuperar una inversión de 2.500 millones.

No hay que pensar en la compra de Minecraft como la compra de un simple videojuego. Más bien se trata de toda una plataforma virtual de construcción que, si se mantiene, rivalizaría con la mismísima Lego. Sin embargo, la compra no está exenta de problemas.

Cómo sacarle dinero a Minecraft

Advertisement

La cuestión que preocupa a muchos jugadores de Minecraft es cómo pretende rentabilizar Microsoft el juego. No parece que esta rentabilidad vaya a venir bajo la forma de vender más juegos. Minecraft ya la conseguido vender más de 50 millones de copias y no parece que quede hueco para hacer más dinero por esa vía. Los que probablemente sí tengan razones para preocuparse son los particulares que ahora mismo cobran por acceder a servidores del juego con determinadas mejoras.

Técnicamente, nadie ha dado permiso a los administradores de estos servidores para cobrar a sus usuarios, pero es una práctica aceptada. Sin embargo, cabe esperar que Microsoft llame a la puerta de estos usuarios para comunicarles que una porción de sus beneficios les pertenece y que deben integrarse en la plataforma Microsoft o pasar a ser considerados "forajidos".

Advertisement

Los de Redmond tienen también el suficiente músculo tecnológico para montar esos servidores ellos mismos si sus actuales propietarios se rebelan. El problema es que eso implica creatividad, personal, y no se hace de la noche a la mañana. Probablemente Microsoft tenga que andarse con pies de plomo a la hora de poner orden en el actual caos de servidores del juego. Para el usuario final del juego dispuesto a pagar por jugar con ventaja, la experiencia va a ser la misma.

Multiplataforma (si nadie se baja del barco)

Advertisement

No es ningún secreto que tanto la apuesta de Google como las de Apple y Microsoft son el ecosistema unificado. Lograr una plataforma de trabajo y ocio que funcione en ordenadores, móviles, consolas o en cualquier otro dispositivo que vaya apareciendo. Minecraft es, por definición, una experiencia multiplataforma. En ese sentido, Mojang es una compra muy interesante para reforzar un ecosistema.

Los resultados financieros de Mojang en 2013 se desglosan en un equilibrio muy sano entre el PC (38% del total de beneficios), las consolas (30%) y los dispositivos móviles (25%). En otras palabras, que Minecraft funciona bien en todas las plataformas. A las que ya hay, habrá que añadir muy probablemente la de Windows Phone, lo que no le vendrá nada mal a los smartphones de Microsoft.

Los propios fundadores de Mojang aclaran que el hecho de que Microsoft haya comprado Minecraft no acaba ni mucho menos con esta vocación multiplataforma:

No hay razón por la que el desarrollo, venta y soporte de Minecraft para las plataformas actuales (PC/Mac, Xbox 360, Xbox One, PS3, PS4, Vita, iOS y Android) se detenga" aunque "Microsoft no puede hacer decisiones por otras compañías o predecir las opciones que [otras compañías] tomen en el futuro.

Advertisement

La gran incógnita de este punto es que aún está por ver cómo reaccionarán otras compañías a la compra. Evidentemente, y como ya apuntan en Mojang, una cosa es que ellos mantengan sus planes multiplataforma, y otra cosa muy distinta es que Sony, Google o Apple quieran mantener el proyecto ahora que Microsoft es dueña de la plataforma. Tampoco habría que descartar que Microsoft limitara Minecraft a su ecosistema, pero esta no parece una maniobra muy prudente ni probable.

Fuga de talentos

Advertisement

Una de las mayores dudas respecto a la compra de Mojang es el abandono de Markus "Notch" Persson y los otros dos co-fundadores de Mojang: Carl y Jacob. Sin ellos, Mojang se queda sin los tres cerebros que hicieron posible Minecraft, pero la compra de la compañía no parece para nada una compra de talento. Da igual quien fue el que inventó Lego con tal de que seas el dueño de las piezas.

Microsoft podría darle un gran impulso a Minecraft, no solo en el ámbito técnico, sino en cuanto a posicionamiento en nuevos mercados. No faltan quienes creen que Minecraft no ha mejorado mucho últimamente. El cómo afectará la marcha de Notch de la compañía a nivel creativo es una incógnita que solo el tiempo podrá despejar.

Advertisement

La duda de la comunidad

Existe un fuerte componente emocional asociado a Minecraft. El proyecto nació como un desarrollo completamente independiente, y su popularidad se debe casi por entero al trabajo y el ingenio de su comunidad. Como ocurrió con Facebook cuando compró Oculus VR, no falta quien ve en la compra y en el subsiguiente abandono de Notch una especie de lucha por la libertad entre los desarrolladores independientes y la malvada y ambiciosa corporación de turno.

Advertisement

Es difícil saber hasta qué punto afectará al número de usuarios este enfado de muchos creadores de Minecraft. El mayor miedo de la comunidad es que Microsoft comience a ponerle puertas al campo o a exigir peajes por usar la plataforma. Cuando la compañía compró Skype la reacción fue similar. Años después de aquella operación, todo sigue igual. La única diferencia es que, los que usan el servicio de pago, pagan sus cuotas a Microsoft en vez de a una empresa independiente. Quizá Minecraft vaya por el mismo camino, o quizá no.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)