Todas las fotos: Alex Cranz / Gizmodo.

El Optane 800P es increíblemente rápido. Lo he estado probando en un PC con hardware potente (procesador i7 de 6 núcleos y última generación, gráfica Nvidia 1080 y mucha memoria RAM), pero aún así, este nuevo tipo de SSD hace que todo funcione más rápido. La nueva unidad de almacenamiento de Intel es una de las más rápidas en el mercado, pero también de las más caras, con un precio de casi cuatro veces más que un SSD tradicional.

Tener un almacenamiento tan rápido te costará mucho dinero.

Advertisement

Hasta ahora al comprar una unidad de almacenamiento para tu ordenador debías elegir entre un disco duro (HDD, esa que tiene discos ruidosos en su interior) o una memoria flash. La última es la misma que tiene tu móvil, tu memoria USB y probablemente tu portátil. Es bastante rápida, pero Optane es aún más rápido.

Optane usa un nuevo tipo de almacenamiento llamado 3D XPoint. Si el nombre te parece familiar es porque el año pasado probé las bondades de otro producto de Intel con el mismo sistema: Optane Memory. Esta tecnología ayudó a los HDD tradicionales a ser hasta el doble de rápidos en algunos, dado que las memorias Optane necesitaban de una unidad de almacenamiento base instalada en el ordenador para funcionar. No obstante, las nuevas Optane no necesitan de otro disco duro, solo tienes que instalarla en una ranura M2 desocupada de tu placa base y ¡boom! Ahora tienes un almacenamiento mucho más rápido.

Advertisement

Seguro te estarás preguntando: ¿qué tan rápido es Optane? Llevo tiempo usando un SSD Sandisk x400 que, hasta ahora, era lo suficientemente rápido para mis necesidades. Según los análisis en Tom’s Hardware y Anandtech, es un buen SSD con rendimiento promedio, así que me pareció buena idea compararlo con Optane. Si tienes un ordenador moderno es probable que su almacenamiento sea un SSD como este, así que te podrás hacer una idea.

Tras analizar ambas unidades en distintas pruebas en ordenadores de especificaciones técnicas idénticas, pude comprobar qué tan rápido es un Optane 800P en el uso diario.

La memoria Optane (arriba) y el almacenamiento Optante (abajo) lucen similares, pero funcionan completamente diferente.

Advertisement

Comenzaré mencionando que actualizar la unidad de almacenamiento es una de las formas más económicas de mejorar el rendimiento de un ordenador. Si tu ordenador puede leer y escribir datos más rápido, también podrá realizar las tareas con mayor velocidad. Sin embargo, no todos los procesos mejoran al actualizar el almacenamiento. Por ejemplo, durante mis pruebas, iniciar Chrome tomó menos de un segundo tanto en la unidad Intel como en la Sandisk. Abrir un vídeo 4K de gran tamaño o Photoshop también tuvo una diferencia mínima, de menos de un segundo. Por último, iniciar Overwatch y cargar una partida tardó casi el mismo tiempo en ambas unidades de almacenamiento.

Tiempo que toma abrir una aplicación en segundos. Más rápido es mejor.
Image: Alex Cranz / Gizmodo.

Pero aunque no noté mejoras al cargar Overwatch, Optane logró abrir Mass Effect: Andromeda 3,52 segundos más rápido que la unidad Sandisk, y también pudo cargar la partida 5 segundos más rápido. Mass Effect es un juego mucho más grande y complejo que Overwatch, y en nuestras pruebas pudimos comprobar que en esta clase de juegos el Optane 800P es superior.

Advertisement

Al realizar la prueba de Photoshop de Gizmodo, en la que modificamos lotes de archivos RAW y los convertimos en archivos JPEG, Optane salió vencedor al hacerlo 6,34 segundos más rápido. Si eso es con un lote de apenas 22 imágenes, solo imagina el tiempo que podrías ahorrar al convertir cientos de fotos.

O imagina que tu profesión requiere de usar programas de gran tamaño y con muchos recursos, como Adobe Premiere. En nuestras pruebas la unidad Intel abrió esta aplicación el doble de rápido que la Sandisk, y obtuve el mismo resultado al copiar un archivo de 6,3 GB. Optane incluso logró iniciar Windows 10 más rápido que el SSD Sandisk, tomándole solo 10,81 segundos mientras que a su rival le tomó 17,89 segundos.

Advertisement

Al ahorrar un par de segundos por aquí y otro por allá se pueden completar las tareas del día más rápido, por lo que el Optane 800P en una mejora bastante tentadora. Sin embargo, no todo puede ser bueno. El nuevo almacenamiento Optane tiene el mismo problema que las memorias flash de hace una década: son demasiado caras.

Optane 800P solo está disponible en dos capacidades: 58 GB, con un precio de 130 dólares, y 118 GB, con un precio de 200 dólares. En el caso de la unidad de 118 GB (que es la única que un ser humano razonable podría considerar comprar), supone un costo de 1,69 dólares por Gigabyte. Los SSD Samsung 960 EVO, considerados de los más rápidos en el mercado, tienen un precio de 0,48 dólares por Gigabyte.

Advertisement

El elevado precio del Optane 800P hace que sea más factible configurar el ordenador como los de hace 10 o más años, en los que se usaba una unidad de almacenamiento para ejecutar el sistema operativo y las aplicaciones, y otra unidad más lenta (y barata) para almacenar datos. Según Intel, están en conversaciones con fabricantes de portátiles para que modelos equipados con Optane lleguen al mercado a finales de año. Sin embargo, mientras su precio no baje, Optane no será más que una fantasía para muchos usuarios.

Léeme

  • Es súper rápido
  • Es súper caro
  • Está disponible solo en M2, así que no intentes conectarlos a un puerto SATA.