Sobre estas líneas podéis ver una nueva y espectacular imagen del Sol tomada por el Observatorio de Dinámicas solares de la NASA. Si en vez de la ardiente bola naranja a la que estamos acostumbrados vemos esta esfera de tonos apagados es porque la NASA ha empleado filtros extremos con los que tamizar la radiación ultravioleta.

Advertisement

Con esos filtros se ve mejor esa especie de agujero que hay en la parte inferior derecha y que no es otra cosa que eso, un agujero coronal. Con ese nombre se conoce a las zonas más oscuras y frías de la corona solar en las que la densidad del plasma es menor.

Aunque es un proceso perfectamente normal en la actividad solar, también es el agujero coronal más grande que hemos visto en al menos un año. Los agujeros coronales generan intensos vientos solares que traen partículas magnéticas hasta la tierra. La NASA espera que este agujero concreto sea causa de unas espectaculares auroras boreales. [NASA vía Discovery]