El gobierno del Reino Unido ha decidido deshacerse del actual curriculum de tecnología y ampliar las técnicas y conceptos que se enseñan en la escuela desde los cinco años. Los estudiantes del país recibirán clases de programación y algorítmica desde los cinco años y el objetivo es que al llegar a los 16 sean capaces de dominar conceptos que hoy en día forman parte de los primeros años de la enseñanza universitaria y capaces de desarrollar aplicaciones para móviles.

El cambio es significativo porque acaba con la tradición de restringir la enseñanza de la informática a programas de ofimática como Word o Excel. La idea de que lo importante es saber usar los programas que se requieren en el entorno profesional pero no cómo o por qué funciona un ordenador.

"En lugar de tener niños aburridos junto a un profesor aburrido tratando de aprender como usar Word podemos conseguir que jóvenes de 11 años usen técnicas de animación en 2D con un programa desarrollado por el MIT o que a los 16 años sean capaces de crear su primera aplicación móvil", dice Michael Gove, Secretario de Educación. [Gov.UK]