El parlamento ruso acaba de aprobar una polémica ley que regula de manera muy estricta la actividad de los bloggers del país. La nueva normativa obliga a todas las personas que escriben en una bitácora, sea personal o profesional, a registrarse con nombre, apellidos y dirección de correo electrónico válida en una lista oficial. Pero los mecanismos de control no acaban ahí.

Los bloggers cuyas páginas tengan más de 3.000 visitas diarias deberán registrarse con su nombre real en una lista aparte y su página pasará a estar sujeta a las mismas leyes que los medios de comunicación tradicionales. Entre esas leyes figura la prohibición de lenguaje obsceno, y de publicar pornografía o noticias relativas a actos de violencia radical o terrorismo.

Asimismo, estos escritores populares no podrán airear datos personales de terceras personas, estarán obligados a citar sus fuentes, y a borrar las informaciones que se revelen falsas. También se aplicarán otras restricciones como la imposibilidad de publicar nada el día previo a las elecciones. El incumplimiento de estas normas podría traducirse en sanciones entre los 10.000 y 30.000 rublos para bloggers individuales (entre 270 y 833 dólares). Las organizaciones pueden sufrir multas de entre 50.000 y 300.000 rublos (1.400 - 8.300 dólares).

La ley ha sido duramente criticada por activistas de Internet y defensores de los derechos humanos, lo que no ha impedido su aprobaci√≥n. El gobierno ha desmentido, eso s√≠, que los editores de un blog tengan la obligaci√≥n de mantener un registro de sus √ļltimas 12 horas de conexi√≥n, ya que esta actividad corresponde a su proveedor de servicio. [v√≠a RT News]

(Actualizado 08 Agosto 2014: la normativa entró finalmente en vigor el pasado 1 de Agosto. Los bloggers rusos más populares están, oficialmente, bajo el radar de las autoridades rusas).

Advertisement

Foto: AP Images