Retirar contenido de Facebook, Twitter o YouTube que el gobierno ruso considere perjudicial para los niños. Es la ley que Rusia aprobĂł el pasado noviembre pero que ahora las autoridades rusas estĂĄn aplicando de forma muy activa, pidiendo a estas pĂĄginas que retiren contenidos considerados como ofensivos por una agencia supervisora del gobierno. SegĂșn The New York Times, solo YouTube se ha resistido de momento a hacerlo.

Para unos, la ley aprobada por Rusia es una forma efectiva de luchar contra la pornografĂ­a infantil y contenidos no apropiados para los jĂłvenes. Para otros, es la excusa para permitir una censura de mayor calado en el paĂ­s, similar a la que aplican China, IrĂĄn o Corea del Norte.

Una agencia gubernamental, conocida por su acrónimo Roskomnadzor, es la encargada de supervisar el material online. A comienzos de año pidió a YouTube que retirara un vídeo por considerar que promovía el suicidio, pero YouTube interpuso una demanda alegando que solo era un vídeo de entretenimiento que mostraba cómo hacerse una herida falsa con maquillaje.

Facebook sĂ­ ha accedido a retirar contenido que la agencia rusa consideraba como no apropiado, como una pĂĄgina llamada "Club Suicid", que hacĂ­a apologĂ­a del suicidio y tampoco cumplĂ­a con las reglas de la red social.

EstĂĄ por ver si Rusia censurarĂĄ contenido polĂ­tico o de otra naturaleza, como ocurre ahora en China o IrĂĄn. El nivel de intervenciĂłn y sofisticaciĂłn de la censura en China, por ejemplo, es todavĂ­a mucho mayor. En Rusia, de momento, solo han abierto la puerta. [NYT]