El submarino Tomsk de la clase Oscar, en una imagen de archivo. Foto: Wikipedia

Se conoce solo como Ocean Multipurpose System Status-6, pero en el Pentágono lo llaman Kanyon. Según documentos de inteligencia filtrados desde el gobierno de Estados Unidos, Kanyon es lo más avanzado del arsenal de Rusia, un dron autónomo submarino capaz de transportar cabezas nucleares.

Advertisement

La existencia de Status-6 se conoce solo por documentos del Pentágono a los que ha tenido acceso Huffington Post. Según estos documentos, el dispositivo superó con éxito su primera prueba de navegación en noviembre de 2016 desde un submarino ruso de la clase Sarov.

Según diversos medios de comunicación rusos, Status-6 o Kanyon tiene una autonomía de casi 10.000 kilómetros y puede navegar a una profundidad máxima de 1.000 metros y a una velocidad de 56 nudos (103 km/h). Status-6 puede ser lanzado desde diferentes tipos de submarinos como la clase Oscar o la clase Sarov. Los Oscar, que son los submarinos de ataque más grandes del mundo podrían cargar en teoría con seis dispositivos Status-6.

Foto: Wikipedia

Advertisement

El nuevo dron tiene el aspecto de un torpedo de gran tamaño y no solo tiene un alcance mucho mayor que el de un misil de crucero. También es imposible de detectar por los medios tradicionales. Su carga, de hasta 100 megatones (la bomba de Hiroshima, por comparar, tenía solo 16 kilotones) supone una seria amenaza para ciudades costeras. La descripción de la cabeza nuclear que lleva el dispositivo, basada en Cobalto-60, indica que su detonación junto a la costa generaría un tsunami radioactivo de hasta 500 metros de altura.

El informe del Pentágono asegura que Estados Unidos no está interesado en desarrollar drones submarinos semejantes, pero de su texto se desprende que la administración Trump quiere impulsar su arsenal nuclear para equipararlo al de Rusia. [vía Newsweek]