Vasily Babina acaba de salir de la prisi√≥n de Ekaterimburgo donde cumpl√≠a condena desde 1991 por robo, asalto y asesinato. Antes siquiera de que pudiera pisar la calle, Babina ha sido trasladado a otro centro por las autoridades rusas de inmigraci√≥n. ¬ŅLa raz√≥n? No tiene pasaporte v√°lido.

El problema es que Babina entró en la cárcel en 1991, o sea, antes de la disolución de la Unión soviética. Cuando comenzó a cumplir condena su pasaporte era de la URSS, pero nunca tuvo la oportunidad de renovarlo porque había nacido en Kazajistán, y la prisión donde cumplía condena ahora estaba en Rusia.

Advertisement

Cuando por fin lleg√≥ el d√≠a en que hab√≠a que liberarle, las autoridades rusas se encontraron con la paradoja de que,¬†t√©cnicamente, Vasily no es ciudadano de ning√ļn pa√≠s, as√≠ que la √ļnica soluci√≥n que ha encontrado un tribunal de la ciudad, con la ley de inmigraci√≥n en la mano, es retenerle de nuevo, esta vez en uno de los centros que se usan para inmigrantes ilegales.

All√≠ se calcula que permanecer√° hasta mayo. Por motivos que no ha hecho p√ļblicos, el gobierno ruso no quiere ofrecer a Babina el pasaporte del pa√≠s. En su lugar ha ordenado tramitar su deportaci√≥n a Kazajist√°n. Ahora mismo hay otros presos en la misma situaci√≥n que √©l. Si nos atenemos al precedente, todos ser√°n deportados tambi√©n, aunque esperemos que no sea alargando sus condenas como ha ocurrido con Babina. [v√≠a Foreign Policy]¬†