Imagen: PXhere

Todos los años surgen ofertas de trabajo insólitas en el planeta. Recuerdo una donde se pedía la llegada de gente a un pueblo en un paraje de postal a cambio de dinero del propio ayuntamiento. Esta podría ser la gran oferta del 2018. Atentos a los amantes a la fotografía.

La oferta en cuestión llega desde el Reino Unido y la base es muy sencilla de entender: una familia extremadamente adinerada está buscando un fotógrafo para viajar por el mundo con ellos a razón de 100.000 dólares al año, pagando la familia además los viajes, alimentos y otros gastos.

La familia se puso en contacto con el servicio de reserva de fotógrafos Perfocal para presentar la solicitud. Luego enviaron un correo donde explicaban el motivo de esta curiosa e insólita propuesta.

Al parecer, habían perdido recientemente al fotógrafo que tenían contratado. Por esta razón ahora están buscando uno nuevo que los siguiera para documentar sus vidas:

Necesitamos que alguien viaje alrededor del mundo con nosotros y tome fotos. El fotógrafo debe viajar por hasta 3 meses seguidos, a veces hasta 10 horas en días de trabajo, pudiendo recibir la paga completa en caso de enfermedad y 30 días de vacaciones durante el año.

Advertisement

Imagen: Perfocal

Obviamente no se trata de una familia “normal”. Poseen casas y propiedades en todo el mundo, incluyendo Europa, toda América, y Australia. Y es que el fotógrafo también asistirá a algunos eventos y lugares increíbles, como el Gran Premio de Fórmula Uno en Mónaco, Mardi Gras en Nueva Orleans o la zona de esquí en Val d’Isere. Según el correo de la familia:

Es importante que la persona seleccionada pueda salir de casa con poca antelación y estar de acuerdo con la posibilidad de viajar durante la mayor parte del año, a veces regresar a casa por no más de unos pocos días a la vez. Sabemos que esto es una gran decisión…

Advertisement

Todo aquel interesado que crea que puede dar con el perfil debe darse prisa (se puede apuntar desde aquí). La familia espera ocupar el puesto antes de su primer viaje en febrero de 2019, y el contrato inicial será de un año (con la posibilidad de una extensión si se da la “química correcta”).

Por cierto, la identidad de la familia permanecerá en el anonimato hasta la etapa de la entrevista “debido a la naturaleza de alto perfil del trabajo del padre”. Se abre la puerta a la especulación, ¿quién demonios será esta familia, y dónde hay que firmar? [Petapixel]