Imagen: Raul Marrero/Gizmodo

Periodistas, líderes de la industria y entusiastas de la tecnología se reunían esta semana en Las Vegas para el escaparate de electrónica de vanguardia más grande del año, el CES 2018. Pero este miércoles, entre televisores increíbles, cascos de realidad virtual y perros robot... se ha ido la luz.

Ahora mismo, los corresponsales de Gizmodo están deambulando entre stands y relaciones públicas en la oscuridad, lo que supone un buen descanso de todos esos píxeles deslumbrantes y lanzamientos cargados de jerga publicitaria. De acuerdo con este tuit de uno de los organizadores del CES, saben que hay un problema.

Advertisement

Mientras tanto, esta amable persona brinda entretenimiento a los presentes con un dispositivo de la vieja escuela llamado “violín”.

Los escaparates de coches eléctricos proporcionan algo de iluminación.

Advertisement

Los blogueros privados de sueño se dirigen hacia el sol por primera vez en sus vidas.

Por supuesto, todos los asistentes tienen sus propias fuentes de luz para guiar el camino.

Advertisement

Y en Twitter, la gente está flipando:

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement