Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

¿Se parecen las palmas de tus manos a estas? Si la respuesta es afirmativa podrías tener un serio problema

Una mujer de 73 años acudió a una clínica en busca de una solución a la dolorosa y extraña afección de la piel de sus manos. La imagen que vieron los doctores les llevó al diagnóstico. La mujer padecía una afección llamada palma de la tripa, la misma que casi siempre es un indicador de algún tipo de cáncer.

Al parecer, la mujer había tenido tos durante aproximadamente un año y había perdido 5 kilos en los últimos cuatro meses. Síntomas malos para cualquiera, pero especialmente para una fumadora anciana que reconoció que había consumido un paquete de cigarrillos todos los días durante 30 años.

Advertisement

Sin embargo, no fueron esas señales de advertencia las que la llevaron a la clínica, sino más bien las extrañas marcas en sus manos y el dolor y la picazón que sentía por ellas. Según han descrito los médicos en New England Journal of Medicine:

El examen físico reveló una marcada demarcación de los pliegues en las líneas de las manos, además de una apariencia aterciopelada de las superficies palmar y el surco de la piel.

Como decíamos, las palmas como las de la anciana constituyen una rara afección médica conocida como ‘palmas de las tripas’, debido a su parecido con la apariencia ondulada del revestimiento del estómago de vacas, cerdos u ovejas. Se trata de un trastorno donde la piel se oscurece anormalmente debido a la hiperpigmentación o se engrosa anormalmente.

Advertisement

Como explican los doctores del caso, aunque se desconoce la causa exacta de los cambios en la piel, las crestas distintas generalmente se asocian con una neoplasia maligna interna de algún tipo, con más del 90 por ciento de los casos que también incluyen un diagnóstico de cáncer.

Finalmente, otras pruebas revelaron en la ancianaun nódulo irregular en el lóbulo superior izquierdo y ganglios linfáticos mediastínicos agrandados”, lo que resultó en un diagnóstico de un tipo de cáncer de pulmón llamado adenocarcinoma.

Advertisement

Seis meses después de que la paciente se presentara por primera vez en la clínica, los médicos observaron que su cáncer había progresado y, al momento de escribir su informe del caso, estaba comenzando una segunda ronda de quimioterapia, aunque no se dan más detalles sobre su condición actual.

Tal y como concluyen, “todos los pacientes con palmas de tripas deben ser examinados con una evaluación diagnóstica completa para una neoplasia maligna asociada, en particular el carcinoma de pulmón o gástrico”. [New England Journal of Medicine vía IFLScience]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key