Foto: Sam Rutherford / Gizmodo.

Cuando Andy Rubin, creador de Android, anunció el Essential Phone a mediados de 2017, sorprendió con un smartphone diferente al resto, y a muchos nos cautivó por completo. Pero muchas veces ser diferente no es suficiente para triunfar, y por ello se han vendido menos de 90.000 unidades en seis meses.

Advertisement

Desde la firma de análisis de mercado IDC anuncian que apenas se han vendido 88.000 unidades del Essential Phone desde su lanzamiento, uno que a su vez estuvo lleno de problemas y retrasos en las entregas. Las ventas han sido tan malas que en este tiempo el precio del terminal ha pasado de los 700 dólares cuando salió a la venta a los 499 dólares actuales, aunque durante el Black Friday llegó a venderse por 400 dólares.

La propuesta de Essential era demasiado interesante: un móvil sin software basura (bloatware) y de ecosistema realmente abierto, con un diseño que no se me ocurre otra forma para describirlo más que limpio y precioso. El móvil también apostaba por la tecnología modular como un intento de mantenerse “siempre actualizado”. Por último, Rubin creó una versión modificada de Android libre de bloatware que llamó Ambient OS.

Pero lamentablemente, tal parece que por más atractivas que fueran sus características, no logró despertar suficiente interés. [vía IDC / Verge]