Photo: Max Pixel

WhatsApp siempre nos ha vendido la privacidad como una característica clave de su aplicación. El cofundador de la compañía, Jan Koum, creció en la Unión Soviética y sabe lo que es la vigilancia gubernamental. Por eso prometió proteger los datos de los usuarios cuando Facebook adquirió WhatsApp en 2014.

Advertisement

Ahora, con Koum fuera de la empresa, puede que sea hora de deshacerse de WhatsApp antes de que su promesa se vaya con él. Según declaraciones de un ejecutivo anónimo de la compañía a The New York Times, Koum estaba cada vez más preocupado por la política de Facebook en lo concerniente a recopilar y vender datos de los usuarios. Según esta fuente, “Koum intentó frenar esas políticas siempre que fue posible, pero tenía la sensación de que la junta directiva de Facebook no se se tomaba en serio las preocupaciones de privacidad y seguridad que planteaba”.

Un ingeniero de WhatsApp también explicó al Times que sin Koum, al resto del equipo le preocupa que Facebook pueda alterar la aplicación para rastrear aún más datos y, algún día, incluso comenzar a meter publicidad en WhatsApp.

En declaraciones oficiales a nuestros compañeros de Lifehacker, WhatsApp asegura que Facebook sigue comprometida con la privacidad y seguridad de los 1.500 millones de usuarios mensuales que usan la aplicación de mensajería y su útil sistema de cifrado de extremo a extremo. La compañía también señaló la reciente conferencia de Mark Zuckerberg en la convención F8. En ella calificó a Koum de “defensor incansable de la privacidad y el cifrado” y le agradeció el haber ayudado a Facebook a convertirse en la “red de comunicaciones cifradas más grande del mundo”.

Advertisement

Desde WhatsApp aseguran que no pueden hacer ningún comentario sobre el futuro del servicio en lo que se refiere a una hipotética recopilación de datos o anuncios. Es una postura razonable. La compañía no quiere hacer una promesa ahora y quedar fatal dentro de unos años si va en otra dirección, pero ese silencio no va a hacer que los defensores de la privacidad salten de alegría.

Facebook ya cosecha algunos datos de WhatsApp. Sin Koum al timón, es posible que esa cosecha aumente. La jugada no estaría para nada fuera del estilo de la red social. Sobre todo teniendo en cuenta que el todo el modelo de negocio de la empresa consiste precisamente en publicidad dirigida gracias al análisis de los datos personales. Si te importa lo suficiente tu privacidad como para eliminar Facebook o cambiar la forma en que usas la red social es posible que debas considerar abandonar WhatsApp también. Si necesitas una aplicación de mensajería nueva y más segura, prueba Signal o incluso iMessage si lo tuyo son los dispositivos Apple.