Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

¿Para qué podría alguien querer un Walkman en la era de la música en streaming? Esa era la pregunta que me hacía mientras le daba vueltas al pequeño Sony NW-A105. Un mes más tarde he averiguado lo bastante como para contestar a esa y otras cuestiones sobre este reproductor musical.

Advertisement

Características técnicas

Es el último reproductor musical de la familia Walkman. Sony lo presentó en la IFA 2019. Cuesta 349 euros, y aunque ese precio pueda indicar lo contrario no es ni mucho menos el modelo de la gama walkman más caro que tiene Sony ahora mismo. El Sony WM1Z, por poner un ejemplo, es el tope de gama de los Walkman. En color negro normal cuesta 1.199 euros (2.709 euros si quieres la edición limitada Signature Series).

El Sony NW-A105 tiene el aspecto de un pequeño smartphone. Mide 55.9 x 98.9 x 11.0 mm, pesa solo 103 gramos y es realmente cómodo de llevar encima, sobre todo acostumbrados como estamos a cargar móviles enormes. Si alguno de vosotros ha tenido el Walkman A45 o el A55 puede hacerse una idea del tamaño porque son casi idénticos. Todo el frontal de este nuevo modelo, sin embargo, lo ocupa una pantalla táctil de 3,6 pulgadas y 1280 x 720 píxeles. Sé que la pantalla no es algo muy importante en un reproductor de MP3, pero la de este es excelente. Se ve muy bien desde todos los ángulos, incluso a pleno sol, y la legibilidad de textos es fantástica.

Spotify no es precisamente la mejor manera de escuchar música en el NW-A105.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

El lateral derecho muestra una hilera de botones físicos (Encendido, volumen, play/pause y saltar canción adelante y atrás) y un interruptor para bloquearlos en caso de que lo llevemos en un bolsillo apretado y no queramos pulsar nada por accidente. Una nota sobre estos botones. Están pensados para funcionar a la perfección con la aplicación de Walkman de Sony (ver abajo). Los botones de avanzar y retroceder canciones no me han funcionado en Spotify ni en Google Music, pero sí en Tidal. Volumen, pausa y play han funcionado siempre correctamente independientemente de la aplicación.

Los controles son realmente cómodos.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

Finalmente, en la parte de abajo del Walkman encontramos un puerto de auriculares de 3,5 mm, Puerto USB-C para carga y una ranura para tarjetas MicroSD de hasta 2TB de capacidad. Curiosamente, la caja trae cable USB-C, pero no cargador. Tampoco trae ningún cable de audio ni auriculares (más sobre esto abajo).

Salvo por una salida de audio balanceada, el melómano encontrará todas las conexiones que necesita.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

En el interior, el NW-A105 lleva procesador ARM Cortex A53 Quad Core (el fabricante no se especifica) con 4GB de RAM. Es más que de sobra para gestionar una pantalla tan pequeña. En general el comportamiento de android en el dispositivo es fluido, pero en ocasiones tarda un poco de más en abrir ciertas aplicaciones.

El almacenamiento interno es de solo 16GB, y más de la mitad de esa cifra se la lleva el sistema operativo. Es una mala noticia, porque un álbum DSD en alta calidad puede pesar tranquilamente 2GB, lo que apenas nos deja sitio para un puñado de álbumes en la memoria interna. La buena noticia es que la ranura para tarjetas microSDHC o microSDXC suple con creces esa carencia, pero a costa de tener que desembolsar más dinero en una tarjeta, así sean 10 o 15 euros en una de 64GB.

Advertisement

Música en streaming Vs Música en archivos

El NW-A105 es, en esencia, un móvil Android. Eso significa que puede ejecutar cualquier servicio musical en streaming disponible para esta plataforma, pero hay un problema, y es un problema grave: Como ya adelantaron en Philweb, Sony ha limitado la calidad del sonido proveniente de otras aplicaciones Android a 48 kHz/16-bit.

Advertisement
El salvapantallas que imita a las antiguas cintas de casette es genial
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Esto no significa que el NW-A105 suene mal en absoluto. Lo he probado con Spotify, Tidal y Google Music en la máxima calidad que estos servicios en streaming ofrecen y todos suenan a las mil maravillas. La cuestión es que la calidad en streaming es muy similar a la que ofrece un móvil actual con un buen chip de audio (cualquier gama alta, básicamente). Si el streaming es tu manera de escuchar música habitual puedes dejar de leer aquí. No tiene sentido que compres el NW-A105 a menos que estés obsesionado con llevar encima un dispositivo específico para música y muy pequeño para salir a correr o algo así. Y si es ese el caso, probablemente lo que buscas sea un Smartwatch con memoria interna o compatible con la app de Spotify.

Advertisement

Piensa en el Sony Walkman como un móvil especializado en escuchar música en altísima calidad, y eso no significa ni Spotify, ni Apple Music, ni siquiera Tidal. Significa archivos de audio sin compresión. El NW-A105 soporta MP3 de hasta 320kbps, WMA de hasta 192kbps, FLAC, AAC, MP4 (incluidos Apple Lossless), AIF, y DSD convertido a PCM.

Aplicaciones de audio

El Sony Walkman viene con tres aplicaciones específicas. La primera es el reproductor musical en sí que soporta los formatos arriba mencionados. No hay mucho que contar sobre él. En esencia es el mismo reproductor que los Walkman anteriores, pero convertido en Aplicación para Android. Permite seleccionar la música allá donde la tengamos, crear listas de reproducción y seleccionar las pistas por álbum, intérprete, fecha o calidad de sonido. Es sencillo y muy intuitivo de usar.

Advertisement
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

La segunda aplicación nativa es algo así como un chiste. Se llama Ajustes de Supresión de ruido y sonido ambiental. Se trata del centro de control de la cancelación de ruido. La cuestión es... ¿Cómo que cancelación de ruido en el Walkman? ¿Y si los auriculares no tienen cancelación de ruido? Después de tratar de activar la función con varios auriculares sin éxito comencé a buscar una explicación en internet. La encontré en este foro de Head-Fi. Aparentemente, la app solo funciona con un modelo concreto de auriculares Sony que no se vende fuera de Japón. En realidad no se pierde nada. Si usas unos auriculares Sony con cancelación de ruido, la app de referencia es la estupenda Sony Headphones Connect. Lo que es un poco absurdo es que Sony no haya retirado esa app en el mercado europeo.

Advertisement

La última aplicación se llama Ajustes de Sonido, y es un centro de control con varias pantallas deslizantes a derecha eizquierda. Cada pantalla tiene un ajuste diferente, pero todos tienen un denominador común: No funcionan con auriculares Bluetooth. Solo están disponibles cuando conectamos unos auriculares vía cable de audio. Esos ajustes son:

  • Ecualizador: Permite ajustar el sonido a medida o elegir entre siete ecualizaciones preestablecidas. Es el mismo sistema de ecualización que trae la aplicación Sony HeadPhones Connect, y en esta app funciona también en auriculares inalámbricos.
  • DSEE HX: Se supone que mejora la calidad de audio de un archivo tipo CD a sonido en alta definición.
  • Linealizador analógico: Le da un toque analógico a las bajas frecuencias.
  • Normalizador Din: Iguala el volumen entre diferentes canciones.
  • Procesador de Vinilo: Como su propio nombre indica, se supone que recrea el estilo de sonido de los vinilos tradicionales.
  • ClearAudio +: Mejora el procesado de la señal digital.

Todas estas funciones son de esas que te mantendrán ocupado toda una mañana tratando de encontrar la diferencia. Ninguna de ellas es esencial, salvo el ecualizador. En general tengo la sensación de que las dos únicas aplicaciones que necesitas en el NW-A105 es el reproductor musical y la app Sony Headphones Connect (Si tienes auriculares Sony). Si no, la aplicación Android que venga con tu marca.

Advertisement

Conexiones

A nivel de conexiones inalámbricas, el NW-A105 cuenta con NFC y Bluetooth para emparejamiento con dispositivos (principalmente auriculares) y wifi para todo lo demás. No tiene ranura para tarjetas SIM. Si antes lo he llamado móvil es porque yo he acabado usándolo como tal (merece la pena hacer constar que yo uso el teléfono para todo salvo para llamar o enviar sms).

Advertisement
Pese a la pequeña pantalla, puede usarse con comodidad incluso para escribir.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Puedes usar el NW-A105 como si fuera un móvil a todos los efectos salvo para las funciones que dependan de un servicio 3G (Por ejemplo, no podrías asociar WhatsApp, pero sí Telegram). Lleva instalado Android 9.0, así que puedes instalar todas las aplicaciones que quieras y usarlas en redes wifi. En cierto modo, es perfecto para llevarlo de vacaciones y así estar conectados sólo cuando encontremos una red abierta.

Advertisement

La conexión Bluetooth es realmente completa en lo que a soporte musical se refiere. Cuenta con soporte A2DP, AVRCP, SPP, OPP y DID con los codecs aptx, aptx HD, SBC, LDAC y AAC. Este mar de siglas se resumen en una frase: si los auriculares inalámbricos que elijas están a la altura, no tendrás problemas al escuchar música con la mejor calidad. Pero, claro, esa es la clave de todo...

Elegir unos auriculares para el NW-A105

El A105 no incluye auriculares. Esto, que a primera vista parece un despropósito, en realidad es una medida muy acertada. Como decía, este chisme está pensado para un público muy concreto, y se trata de un público que normalmente ya tiene sus propios auriculares de gama alta. Eso por no mencionar que para hacer justicia al sonido que sale de los NW-A105 no basta con unos auriculares baratuelos como los que traen los smartphones. Sería necesario meter en la caja unos auriculares de 150 o 200 euros que incrementarían demasiado el precio del Walkman, y todo para que alguien acaba quejándose de que no le gustan en ese formato.

Advertisement

Sony ha debido hacer cuentas y ha llegado a la conclusión de que es mejor no meter auriculares en la caja y así poder mantener el precio bajo. Eso deja al usuario con una pregunta: ¿Qué auriculares elegir?

Los auriculares, mejor con cable.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

La respuesta tiene su miga. Si optamos por unos auriculares con cable, cualquiera con un buen rango de frecuencias (el conector soporta de 20 a 40,000 Hz) y que tenga un sonido que nos guste nos podría servir. De hecho, usar auriculares con cable es la elección ideal para este Walkman porque ahorraremos en batería, nunca tendremos problemas con la calidad del audio en alta definición, y se nos activan todos los ajustes de audio de la aplicación nativa.

Si nos vamos a unos inalámbricos, la recomendación de Sony son los WH-H910N, que son precisamente los que nos han prestado para la prueba. Son buenos auriculares, pero me gusta mucho más el sonido que dan los Dali iO-6 o los Skullcandy Crusher ANC. El mayor asunto a tener en cuenta es que el amplificador interno del NW-A105 no es muy potente. Su potencia máxima de salida es de 35+35 milivatios a 16 ohmios. El ZX-300, que es un modelo anterior de gama mucho más alta, tiene 50+50 en el conector minijack, y 200+200 en el balanceado, por citar solo una referencia.

Advertisement

Todo esto significa simplemente que el Walkman NW-A105 suena bajito, y que si los auriculares que tenemos también son de sonido suave, quizá se nos quede corto. Si usamos cable podemos solucionar esto con un amplificador portátil como el FiiO Q1 pero, de nuevo, es añadir más dinero a un dispositivo que ya de por sí es caro.

Android 1 - Batería 0

De todos los inconvenientes que le he encontrado al NW-A105, ninguno es tan fastidioso como la batería. Quizá es que estoy acostumbrado a los móviles actuales, pero la autonomía del nuevo Walkman me parece demasiado escasa. El problema de base es Android y la conexión wifi. Un ejemplo: solo dejar el Walkman en reposo durante la noche (con la conexión wifi activa pero sin usarlo lo más mínimo) consume entre un 30 y un 40% de batería. Solo dos aplicaciones (Gmail y Telegram) tenían las notificaciones activas, y por la noche no recibo apenas mensajes.

Advertisement
El NW-A105, comparado con un smartphone actual (el Huawei Mate 30 Pro).
Foto: Carlos Zahumenszky

Este problema se ha resuelto en parte con la llegada de una actualización de firmware (ahora consume algo menos en reposo), pero la batería sigue siendo muy escasa.

Advertisement

La propia página oficial de Sony ya tiene un lío considerable al tratar de explicar la autonomía de su Walkman. Según esa larga y confusa explicación, la batería dura 26 horas nominales, pero esa cifra varía entre las 8 y las 26 horas en función de la calidad del audio, si tenemos o no activo el sistema de cancelación de ruido, y las conexiones (bluetooth o wifi) en funcionamiento. Mi experiencia es que la autonomía está más cerca de las 8 horas que de las 26. Si dejamos el walkman en modo avión y tiramos solo de archivos locales es posible llegar a las 15 o 16 horas de reproducción musical. En el momento en que abramos las conexiones, la autonomía desciende de forma dramática hasta las 6 o 7 horas.

Es un bajón considerable respecto a los anteriores Walkman y el precio a pagar por tener todas las funciones de Android. Si te lo llevas de viaje probablemente necesites una batería externa o cargarlo puntualmente todas las noches.

Advertisement

Veredicto

Se diría que con el NW-A105 Sony ha tratado de modernizar los anteriores modelos (El NW-A45 y el A55) añadiendo Android para crear un Walkman que sea atractivo para el gran público actual. Es cierto que el pequeño NW-A105 ahora sirve para tantas cosas que uno se siente tentado de dejar el móvil en casa y llevárselo de vacaciones. El problema es que la batería no acompaña. Dura muy poco, especialmente si activamos las conexiones, que es precisamente a lo que invita Android. Por otra parte, no tiene ningún sentido limitar la calidad de la música en streaming. Eso sí, la calidad de audio en archivos es sobresaliente. Mi duda es cuánta gente le da importancia a eso ahora mismo.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter