Estábamos equivocados sobre el origen de la Luna: fue mucho más violento de lo que creíamos

En la mitolog√≠a y las leyendas populares, la Luna suele representarse como una diosa femenina, p√°lida y hermosa. Sin embargo, el nacimiento del √ļnico sat√©lite natural de nuestro planeta estuvo marcado por la violencia: un impacto tan salvaje que pulveriz√≥ la mayor parte de una joven Tierra.

Nuevos datos apuntan a que las lunas de Marte nacieron de una colisión

En 1994, el ge√≥logo Robert Craddock del Instituto Smithsonian en Washington, present√≥ la hip√≥tesis de que las lunas de Marte eran el resultado de una singular y enorme colisi√≥n no muy diferente de la que origin√≥ nuestra propia luna. La comunidad cient√≠fica lo ridiculiz√≥. A√Īos despu√©s, un nuevo estudio demuestra que‚Ķ

Tea existió: la Tierra chocó con un planeta gemelo para formar la Luna

Hace alrededor de 4.500 millones de a√Īos la Tierra tuvo un encuentro inesperado y de proporciones catastr√≥ficas. Nuestro planeta, entonces en formaci√≥n, choc√≥ contra un planetoide conocido como Theia o Tea. Una nueva y complej√≠sima simulaci√≥n ve probable que este tipo de colisiones entre gemelos fuera m√°s com√ļn de lo‚Ķ