La duraci√≥n de un segundo podr√≠a cambiar de aqu√≠ a diez a√Īos

Llevamos midiendo los segundos con un reloj atómico de cesio desde 1967. Hoy contamos con una tecnología mucho más precisa: los relojes ópticos basados en el átomo de estroncio. Son tan precisos y estables que, si hubiéramos puesto uno en hora en el momento del Big Bang, ahora estaría atrasado sólo un minuto y medio.

Crean un nuevo reloj i√≥nico tan preciso que tardar√° miles de millones de a√Īos en atrasarse

El nuevo reloj m√°s preciso del mundo no cabe en tu mu√Īeca, pero es importante porque su precisi√≥n podr√≠a incluso redefinir el concepto cient√≠fico que tenemos del tiempo. Lo ha desarrollado un grupo de f√≠sicos alemanes, y tardar√° miles de millones de a√Īos en retrasare o adelantarse un solo segundo.