Lo que veis en la imagen es un propulsor de iones que Charles Bolden, Gerente de la NASA acaba de visitar en el laboratorio de propulsi√≥n que la agencia tiene en Pasadena. ¬ŅY para que quiere la NASA un motor de iones? Pues para nada menos que remolcar un asteroide hasta la √≥rbita terrestre, misi√≥n que empezar√° en 2014.

La administraci√≥n Obama ya ha autorizado la primera partida presupuestaria para este proyecto, 105 millones de d√≥lares de un total que ascender√° hasta 2.600 millones. En origen, lo que se quer√≠a era enviar una nave tripulada hasta el cintur√≥n de asteroides entre Marte y J√ļpiter a fin de estudiar uno de ellos.

La misi√≥n era demasiado cara y peligrosa, as√≠ que se propuso la idea contraria. En palabras del propio Bolden: ‚ÄėSi no puedes ir hasta el asteroide, trae el asteroide hasta ti‚Äô.

La idea es enviar una nave no tripulada que se sujete hasta un asteroide y lo remolque hasta la √≥rbita terrestre para que los cient√≠ficos puedan estudiarlo tranquilamente. La roca tiene que ser de un tama√Īo que permita su total desintegraci√≥n en el desafortunado caso de que nuestro planeta lo atraiga demasiado.

Advertisement

Si todo va como está previsto, la nave no tripulada llegará al Asteroide en 2019 y lo traerá de vuelta en 2021. Para ello es fundamental usar un propulsor de iones. En vez de quemar combustibles fósiles, los motores de iones son eléctricos y generan campos magnéticos que impulsan iones de gas xenón de forma intermitente para propulsar la nave. Su eficiencia es entre 10 y 12 veces superior a los motores convencionales [Washington Post]

Foto: NASA