El interminable caso del macaco negro que se hizo un selfie sigue dando que hablar dos a√Īos despu√©s. Tras resolverse la denuncia del fot√≥grafo David Slater en favor de Wikipedia, PETA demand√≥ a Slater y a su empresa con el fin de que el Naruto (el mono) se convirtiera en titular de los derechos.

Advertisement

Este mi√©rcoles, un juez federal de Estados Unidos decret√≥ que de eso nada: el mono no puede poseer los derechos de autor de ninguna de las fotos que tom√≥. ‚ÄúAunque el Congreso y el presidente pueden extender la protecci√≥n de la ley a los animales, no hay ninguna indicaci√≥n de que lo hicieron en la Ley de Derechos de Autor‚ÄĚ dictamin√≥ el juez William Orrick en San Francisco.

Como recordar√°s, la historia empieza cuando el fot√≥grafo de la naturaleza David Slater viaja a Indonesia en 2011. Por accidente, un macaco negro crestado de seis a√Īos le rob√≥ una de las c√°maras y sac√≥ un centenar de fotos. Casi todas eran borrosas, pero entre ellas estaban las dos incre√≠bles capturas que ves en portada. Wikimedia Commons las consider√≥ de dominio p√ļblico (por estar tomadas por un animal) y las public√≥ en la entrada ‚ÄúMacaco Negro Crestado‚ÄĚ.

Advertisement

El tema se volvi√≥ viral. El selfie ya estaba por todas partes y David Slater no pudo vender la foto como habr√≠a esperado. Adem√°s, calcula que perdi√≥ 17.000 d√≥lares en tasas judiciales intentando recuperar los derechos de autor. La cosa no acab√≥ ah√≠. El a√Īo pasado, cuando parec√≠a que todo se hab√≠a enfriado, PETA se subi√≥ al carro demandando a Slater y a su empresa, Blurb Inc. La organizaci√≥n de defensa animal anunci√≥ que defender√≠a al mono en el juicio para conseguir que Naruto (el macaco hembra) fuera el propietario intelectual de las fotos y tanto √©l como los otros monos de la reserva de la isla de Sulawesi disfrutaran de los posibles beneficios.

Una vez m√°s, los jueces han considerado que la ley estadounidense es clara: el propietario de la foto no es el due√Īo de la c√°mara sino el que dispara el obturador, y como en este caso era un animal, las obras no est√°n sujetas a propiedad intelectual. PETA no acepta del todo la derrota: ‚Äúa pesar de este contratiempo, hemos hecho historia jur√≠dica porque hemos argumentado a una corte federal por qu√© Naruto debe ser el propietario de los derechos de autor. Este caso expone la hipocres√≠a de aquellos que explotan a los animales para su propio beneficio‚ÄĚ declar√≥ Jeff Kerr, abogado de la organizaci√≥n sin √°nimo de lucro.

Advertisement

Es posible que PETA siga luchando por el caso, principalmente porque es muy mediático. Mientras tanto, Naruto vive exenta a toda la polémica que causó cuando se tomó aquel impresionante par de selfies.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)