Hace 10 años llegó una película que estaba envuelta en un completo misterio. Su nombre, revelado poco antes del estreno, fue Cloverfield, y era el inicio de una saga tan extraña como fascinante bajo la producción de J.J. Abrams. La tercera película acaba de estrenarse sin previo aviso en Netflix.

Advertisement

The Cloverfield Paradox es la tercera entrega de esta saga que no se conecta como cualquier otra. Aquí no hablamos de continuaciones directas o secuelas, sino más bien de historias diferentes cuyos universos se conectan en uno solo. Hay un gran misterio relacionado a una corporación secreta que lleva 50 años desarrollándose, y cada película nos cuenta un poco más de lo que sucede (además de páginas webs reales llenas de secretos).

La tercera película, anteriormente conocida con el nombre clave de “God Particle”, se iba a estrenar originalmente en 2017, pero los planes cambiaron. Rumores aseguraban que se estrenaría en Netflix en algún momento de 2018, y esto terminó siendo cierto. El estreno de la película se anunció la Super Bowl, y después del partido ya podía verse en la plataforma.

Se especula que la cuarta película de la saga Cloverfield ya está en desarrollo, y la historia podría incluir zombies nazi (sí, has leído bien).