En sus novedades del CES, Sony presentó una curiosa idea para darle una vuelta a su apuesta por los medidores de actividad. Se llama Core y es un diminuto sensor de unos 2,5 centímetros de largo y 1 de ancho que puedes llevar en el bolsillo o en una pulsera, la SmartBand, para cuantificar toda tu actividad física. Sony dice que es probablemente el producto más pequeño que ha fabricado nunca.

El presidente de Sony Mobile, Kuni Suzuki, fue el encargado de presentar el producto. ¿Cómo funciona? Sincronizándolo con la app de Sony LifeLog en el móvil, el sensor registra tus movimientos y actividad (pasos, calorías quemadas, distancia...), igual que sus rivales la Fitbit Force, Fuelband, o el nuevo Lifeband de LG y el Vívofit de Garmin. El Core también vibra para alertarte cuando recibes llamadas en el móvil o mensajes de texto. Insertado en la SmartBand, también sirve para manejar la música del teléfono gracias a uno de los botones en el lateral de la pulsera.

Sorprende que la SmartBand no cuenta con pantalla como sus rivales, por lo que la cuantificación se tendrá que seguir por completo a través del móvil. La batería del Core dura unos 5 días.

El sensor Core y la pulsera SmartBand costarán juntos 99 euros/dólares y saldrán a la venta esta primavera. Los probaremos a fondo.

Advertisement