Tokio está probando un sistema que detecta tornados y lluvias torrenciales con 30 minutos de antelación

2.4K
2
Save
Foto: Koichi Kamoshida (Getty Images)

Las autoridades en Tokio están probando una nueva tecnología que utiliza un radar meteorológico y ondas terrestres de radio para “predecir de forma rápida y precisa lluvias torrenciales y tornados” con una antelación de 20 a 30 minutos, informó el diario The Mainichi.

Esta nueva tecnología está siendo desarrollada por “la industria, el gobierno y los organismos académicos, incluido el Instituto Nacional de Tecnología, Información y Comunicaciones (NICT, por sus siglas en inglés)” con sede en Koganei, escribió The Mainichi, y se espera que esté lista antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Los sistemas de radar existentes tienen una capacidad limitada para predecir las tormentas torrenciales. Sin embargo, este nuevo sistema es mucho más poderoso y es capaz de estimar el tamaño de las gotas de lluvia y la estructura de las nubes. Así lo explicó The Mainichi:

Los desarrolladores dicen que la nueva “red de radares meteorológicos de parámetros múltiples” (MP-PAWR, por sus siglas en inglés) que están probando, puede predecir lluvias torrenciales y tornados entre 20 y 30 minutos antes de que ocurran. Esto se debe a que tiene una antena plana que emite ondas de radio en un rango más amplio que las antenas giratorias utilizadas en los radares tradicionales. Se trata de una combinación de un radar MP que permite observar el tamaño de las gotas de lluvia, y una red de radares que escanean en 3D la estructura de las nubes.

Advertisement

Al combinar esta red de radares con las ondas de radio terrestres se pueden medir pequeñas variaciones en los niveles de vapor de agua, lo que puede ayudar a calcular cuándo se va a producir una posible tormenta, mostrando al personal meteorológico si asciende suficiente vapor como para enfriarse y condensarse luego, añadió Mainichi.

Como escribió The Guardian en 2015, predecir estas precipitaciones torrenciales repentinas es una prioridad importante para los japoneses, ya que alrededor del 30 por ciento de Tokio se encuentra por debajo del nivel del mar y se sabe que están poco preparados para inundaciones catastróficas. En 2018, Reuters informó que la Sociedad Japonesa de Ingenieros Civiles había estimado que una inundación masiva en el este de Tokio “mataría a más de 2.000 personas y causaría 62 billones de yenes (422.700 millones de libras) en daños”.

Los científicos creen que el aumento notable de las lluvias torrenciales en Japón en los últimos años está relacionado con el cambio climático, como señaló Reuters:

Las precipitaciones intensas van en aumento en Japón. De promedio se produjeron hasta 18 tormentas al año durante los últimos 10 años con lluvias de más de 80 milímetros por hora, en comparación con las 11 veces de promedio entre los años 1976 y 1985.

“Las temperaturas más altas del océano causan que el aire absorba más humedad”, dijo el experto en catástrofes Toshitaka Katada . “Esto significa que cae al mismo tiempo mucha lluvia, y hace que los tifones se vuelvan más fuertes”.

Advertisement

Según Mainichi, se han llevado a cabo pruebas preliminares del sistema desde 2018, y un funcionario de la NICT dijo que pretenden “ponerlo en práctica tan pronto como sea posible”.

[The Mainichi]

Share This Story