Este anuncio de una marca inglesa de chocolates está protagonizado por Audrey Hepburn, fallecida hace 20 años. Parece rodado por ella pero en realidad es una recreación digital mediante una combinación de una doble de la actriz, metraje de antiguas películas, modelado tridimensional y una buena dosis de efectos visuales.

Aunque aún se puede notar "algo" extraño en los movimientos y la cara de la actriz, el efecto queda muy mitigado por el filtro de la película, que imita el color y la textura de los años 60. Si no fuera porque se trata de un anuncio de un producto contemporáneo, sería difícil saber que no es parte de una auténtica película rodada por la actriz.

Advertisement

No es la primera vez que se usa la imagen de la actriz en un anuncio contemporáneo pero hasta ahora la mayoría de los spots usaban metraje real ya rodado combinado con nuevos fondos. Lo mismo se ha hecho con otros famosos actores.

Éste, en cambio, es un modelo completamente virtual renderizado, creado por la empresa Framestore. Si se sigue avanzando en la calidad técnica y artística de los modelos tridimensionales pronto podríamos ver muchos más casos de famosos actores de antaño volviendo a tomar el papel protagonista en anuncios o cortometrajes. ¿Cómo reaccionaremos? ¿Es ético usar la imagen de una persona una vez ha fallecido, sobre todo cuando se aplica a productos comerciales modernos? [ABC News]