Imagen: Norwegian

OcurriĆ³ en un vuelo de Norwegian Air que saliĆ³ de Oslo con destino a Munich. A los 20 minutos en el aire, el aviĆ³n da media vuelta debido a un inodoro roto en los servicios. Nada anormal o insĆ³lito si no fuera por un pequeƱo detalle: entre los pasajeros habĆ­a una ā€œflotaā€ de 85 fontaneros noruegos.

Como explicĆ³ mĆ”s tarde y con cierta ironĆ­a el director de la empresa de fontanerĆ­a que llevaba a los trabajadores a Alemania, ā€œnos hubiera gustado arreglar la averĆ­a, pero lamentablemente tenĆ­a que hacerse desde el exterior y no estĆ”bamos seguros de enviar a un fontanero a 10.000 metros de alturaā€.

Advertisement

Finalmente, el aviĆ³n dio la vuelta y aterrizĆ³ en el aeropuerto de Oslo unos 65 minutos despuĆ©s de su partida. Por cierto, los baƱos a bordo no son un derecho de los pasajeros, de hecho, la AdministraciĆ³n Federal de AviaciĆ³n deja la decisiĆ³n de operar un vuelo con un inodoro roto a las propias aerolĆ­neas. [TravelandLeisure]