Es posible que entre Marte y la Tierra existan muchas similitudes, pero la forma en que se esculpen sus dunas no es una de ellas. Un grupo de científicos ha encontrado extraños movimientos de arena en Marte, tan raros que nunca antes los habíamos visto en la Tierra.

Lo que ha revelado un nuevo estudio es cómo los vientos salvajes, la atmósfera delgada, la temperatura y la topografía trabajan todos juntos para dar forma al paisaje extraterrestre, y en qué se diferencia del movimiento de arena en la Tierra. Un trabajo que podría ayudar a un futurible viaje de la humanidad al Planeta Rojo.

Advertisement

Se cree que los vientos marcianos en general no tienden a desplazar tanta arena como se podrĂ­a esperar. Eso es porque la atmĂłsfera del planeta es delgada y dĂ©bil; de hecho, la presiĂłn atmosfĂ©rica promedio en la superficie es de tan solo el 0,6 por ciento de la presiĂłn atmosfĂ©rica del nivel del mar de la Tierra. A su vez, esto tambiĂ©n hace que los vientos del Planeta Rojo sean mĂĄs dĂ©biles. SegĂșn el investigador Matthew Chojnacki, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona:

En Marte, simplemente no hay suficiente energía eólica para mover una gran cantidad de material alrededor de la superficie. Podrían pasar dos años en Marte para ver el mismo movimiento que normalmente verías en una temporada en la Tierra.

Los investigadores no estaban seguros de si los paisajes de arena marcianos todavĂ­a se movĂ­an activamente. Las caracterĂ­sticas a gran escala son los mejores lugares para buscar cambios, por lo que el equipo seleccionĂł algo de arena para estudiar las tasas de migraciĂłn de las dunas. SegĂșn Chojnacki:

GIF: La migración de una duna del norte en un año de Marte. (NASA/JPL/University of Arizona)

QuerĂ­amos saber: ÂżEl movimiento de la arena es uniforme en todo el planeta, o estĂĄ mejorado en algunas regiones sobre otras? Medimos la velocidad y el volumen al que se mueven las dunas en Marte.

Advertisement

¿Qué descubrieron? Que la velocidad de migración para las dunas en forma de media luna era un promedio de solo medio metro por año, aproximadamente 50 veces mås lento que algunas de las dunas de arena mås råpidas de la Tierra. Luego, cuando examinaron la arena en una variedad de lugares, incluidos cråteres, grietas, cañones, llanuras y cuencas polares, encontraron que, de todas las regiones arenosas, el movimiento era mås fuerte en tres lugares.

Se trataba de Syrtis Major Planum, una gran mancha oscura entre las tierras bajas del norte y las tierras altas del sur, Hellespontus Montes, una cadena montañosa que se extiende 711 kilómetros, y Olympia y Abalos Undae, mares de arena que giran alrededor del polo norte.

Advertisement

Las tres ubicaciones son muy diferentes entre sĂ­, excepto por dos caracterĂ­sticas clave: tienen transiciones severas en la topografĂ­a y la temperatura de la superficie.

“Esos no son factores que se encontrarían en la geología terrestre. En la Tierra, las características son diferentes de Marte. Por ejemplo, el agua subterránea cerca de la superficie o las plantas que crecen en el área retardan el movimiento de la arena de dunas”, zanjó Chojnacki. [Geology vía ScienceAlert]