Tres agentes que parecen salidos de una mala parodia, con abrigos, sombreros y gafas de sol, espiando con micrófonos una cabina de teléfonos. El punto irónico es que este grafiti ha aparecido muy cerca del cuartel general de la GCHQ, la agencia de inteligencia británica equivalente a la NSA estadounidense.

La obra se ha realizado sobre la pared de un bloque de viviendas de la pequeña población de Cheltenham, cuyos suburbios son los que acogen el cuartel de la GCHQ. Pese a no estar en el centro de la ciudad, el grafiti ya se ha convertido en toda una atracción turística. Por el estilo, la obra se ha atribuido a Banksy, aunque el elusivo artista aún no ha confirmado o descartado su autoría. El propietario del inmueble ya ha adelantado que, sea de quien sea, no piensa destruirla porque "le da alegría a la calle".

Advertisement

La GCHQ inglesa también ha saltado, muy a su pesar, al primer plano de la actualidad debido a su colaboración con la NSA y a prácticas similares de espionaje indiscriminado a ciudadanos de todo el mundo. [The Guardian]

Fotos: r1chyroo y rowhills

Advertisement

1