Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un tipo de inmunidad al coronavirus dura al menos seis meses

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Vasily Maximov (Getty Images)

Una nueva investigación de esta semana ofrece alguna esperanza para al menos un aspecto de nuestra inmunidad al coronavirus que causa el covid-19. El estudio, realizado por investigadores en el Reino Unido, encontró evidencia de que ciertas células T creadas para combatir el coronavirus durante la infección continúan mostrando una respuesta “robusta” al menos seis meses después. Se cree que esta respuesta inmune celular juega un papel importante en la prevención de la reinfección o en la disminución de la gravedad de una infección posterior, junto con otros componentes de nuestra inmunidad, como los anticuerpos.

Advertisement

La nueva investigación es obra del Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido, un estudio a nivel nacional respaldado por el gobierno del Reino Unido y en el que participan varias universidades. Como parte del proyecto, los investigadores han realizado un seguimiento de 100 voluntarios que dieron positivo por anticuerpos al coronavirus en algún momento de marzo o abril. Aunque algunas personas desarrollaron síntomas en el momento del diagnóstico, ninguna necesitó hospitalización.

Las células T son una de las principales células del sistema inmunológico. Llevan a cabo una amplia variedad de funciones durante una infección, desde tratar de matar directamente las células infectadas hasta ayudar a otras células a hacer mejor su trabajo, incluidas las que producen las proteínas que llamamos anticuerpos. Al igual que los anticuerpos, nuestro cuerpo puede producir células T que “recuerdan” específicamente un patógeno pasado y pueden entrar en acción cuando intenta reinfectarnos. Sin embargo, en comparación con el estudio de cómo los anticuerpos responden a un germen, la respuesta inmunitaria celular de una persona es más compleja y más difícil de medir. Eso hace que este estudio sea uno de los más importantes y más grandes de su tipo.

Advertisement

Los primeros resultados, publicados en un artículo en el sitio web de preimpresión bioRxiv el martes, ciertamente parecen alentadores. Todos los voluntarios parecieron desarrollar células T específicas del virus poco después del diagnóstico, encontraron los investigadores. Y cuando se estudió la sangre de los voluntarios seis meses después, estas células T parecían permanecer en su sistema.

“Hasta donde sabemos, nuestro estudio es el primero en el mundo que muestra que la inmunidad celular sólida permanece seis meses después de la infección en personas que experimentaron síntomas leves / moderados o asintomáticos”, dijo Paul Moss, hematólogo de la Universidad de Birmingham y uno de los científicos líderes del proyecto, en un comunicado emitido por el Consorcio el martes.

Advertisement

La inmunidad a una enfermedad como el covid-19, como hemos comentado antes, es complicada. Algunas investigaciones han sugerido que los anticuerpos específicos del coronavirus pueden desaparecer en tan solo tres meses, sin embargo, otras investigaciones han sugerido que los anticuerpos más importantes, los que previenen directamente que el virus infecte nuevas células, pueden mantenerse en la mayoría de los supervivientes durante al menos cinco meses. Y todavía hay otras partes del sistema inmunológico relevantes para el covid-19 que no se han estudiado con mucho detalle, como la memoria de las células B.

Los expertos esperan que nuestra inmunidad natural al coronavirus comience a menguar eventualmente, simplemente en base a nuestra historia con otros coronavirus que nos enferman (aún no se sabe cómo funcionará la inmunidad inducida por vacunas). Pero los hallazgos de este nuevo estudio y otros sugieren que algún nivel de protección debería durar más de unos pocos meses. Esta protección puede no prevenir necesariamente la reinfección en todos los casos (de hecho, estamos comenzando a ver casos dispersos de reinfección reportados en todo el mundo), pero es probable que mitigue el impacto de una segunda infección si ocurre, le han dicho los expertos a Gizmodo.

Advertisement

Aún queda mucho por entender sobre nuestra respuesta inmune al covid-19, y los hallazgos de este estudio proporcionarán nuevas rutas de exploración para que los científicos las sigan.

Por ejemplo, el estudio encontró que las personas que se sentían enfermas tendían a tener una respuesta de células T más fuerte que aquellas que estaban asintomáticas, lo que podría sugerir que los supervivientes sintomáticos están mejor protegidos. El nivel de respuesta de las células T de las personas a lo largo del tiempo también se correlacionó fuertemente con su nivel de anticuerpos contra el virus, mientras que una respuesta de células T más grande al principio se relacionó con una disminución más lenta de los anticuerpos. Eso probablemente significa que cualquier vacuna futura tendrá que provocar una fuerte respuesta de células T además de una respuesta de anticuerpos para que sea lo más efectiva posible.

Share This Story

Get our newsletter