Imagen: Lovense

Mientras el usuario miraba los archivos de su móvil, se encontró algo extraño. Se trataba de un archivo de audio en la carpeta de la aplicación para el vibrador Lovense. Cuando lo escuchó, se quedó asombrado: el audio contenía seis minutos de la última vez que el usuario había utilizado la aplicación para controlar el vibrador de su pareja.

El vibrador Lovense es un dispositivo con mando a distancia que pueden usar dos personas. Una de las características que lo diferencia de otros vibradores es su largo alcance, lo cual permite que un usuario lo controle desde cualquier lugar mediante la aplicación de Lovense. Según The Verge, el usuario — que comentó sobre su experiencia en un foro de Reddit — le dio permiso a la aplicación para acceder al micrófono y la cámara, pero no para grabar.

La historia del usuario de Reddit no es la única incidencia. The Verge informa que otros usuarios también confirman que les ha ocurrido lo mismo.

Una persona que afirmó trabajar para Lovense le respondió al usuario y comentó que se trataba de un “fallo pequeño” que solamente afecta a los usuarios de la aplicación con teléfonos Android. La empresa añadió que no recibe ningún tipo de información de sus usuarios debido a este fallo.

En Reddit, la persona que afirmó trabaja para Lovense dijo que la empresa lanzaría una actualización esta semana para arreglar el fallo.

Advertisement

Este incidente solo demuestra que aunque la tecnología nos permite hacer grandes cosas, ningún dispositivo es perfecto. Por lo tanto, ten cuidado la próxima vez que utilices alguno de estos juguetes conectados. Nadie quiere un archivo de audio o un vídeo de sus sesiones sexuales por allí.

[The Verge]