El A7 Sportback H-tron de Audi, presentado hace unos meses, es uno de los primeros coches en montar una pila de Hidr√≥geno y acompa√Īarla de una bater√≠a el√©ctrica. El resultado de la combinaci√≥n es que, como tal, el veh√≠culo solo deja vapor de agua como rastro. Y ese mismo vapor se ha utilizado para promocionarlo.

La idea es simple sólo hay que poner a pie de calles máquinas que generan vapor a partir de agua y unos proyectores al lado que se encargan de hacer que los hologramas cobren vida gracias al vapor de agua. Inteligente. [via Adweek]