Hace unas semanas, el astronauta de la NASA Nick Hague y su comandante, Alexei Ovchinin, cayeron en picado a la Tierra después de un lanzamiento fallido de la Soyuz. Hoy la agencia espacial rusa ha publicado imágenes espectaculares del accidentado lanzamiento.

El informe oficial que detalla la causa del fallo se publicará en las próximas horas, aunque los funcionarios rusos han comunicado a las agencias que el problema era un sensor a bordo utilizado para rastrear la separación de los propulsores del cohete.

Esto se debe a que Soyuz es un cohete de etapas m√ļltiples, lo que significa que utiliza varios grupos de motores que se disparan uno tras otro para empujar al veh√≠culo fuera del alcance de la gravedad de la Tierra. De hecho, al final del siguiente video se puede ver la primera separaci√≥n de estas etapas del motor, y c√≥mo uno de los refuerzos se aferra al cohete, envi√°ndolo de vuelta.

Advertisement

Finalmente, los dos miembros de la tripulación a bordo no sufrieron lesiones por el lanzamiento abortado, pero experimentaron fuerzas G extremas (hasta 6.7 veces la gravedad normal de la Tierra) en su viaje inesperado de 50 kilómetros de regreso a casa. [Digg]