Image: Los empleados con su regalo de Navidad (BenShot)

Se acerca la Navidad, y en BenShot, una compañía con sede en Hortonville, Wisconsin, que se especializa en la fabricación de diferentes tipos de vasos con balas reales incrustadas, regalaron a cada uno de sus empleados una tarjeta de regalo para comprar algo muy especial: un arma de fuego.

Ben Wolfgram, quien es co-propietario de la compañía junto con su padre, ha explicado a los medios que optó por darles un arma a sus empleados en la temporada navideña porque una pistola es “el equilibrio perfecto entre seguridad y diversión”:

Somos un equipo pequeño y muy unido en BenShot. Quiero asegurarme de que todos los empleados estén seguros y contentos: una pistola era el regalo perfecto. Queríamos algo que fuera primero para la seguridad personal y la protección de los empleados, y segundo, porque es divertido y memorable.

Cada uno de los empleados tuvo que someterse a un curso de seguridad de armas antes de poder recibir su controvertido obsequio. El personal de BenShot es pequeño, con solo 16 empleados.

Image: Vaso de venta en BenShot (BenShot)

Algunos eran veteranos, pero también había quien nunca habían disparado un arma. Una vez que todos completaron su curso, se les permitió elegir el modelo que querían y la tienda donde comprarla. Según Wolfgram: “De esa manera, la tienda realizó la verificación de los antecedentes de cada uno”.

Advertisement

“Nuestros propietarios quieren que nosotros y nuestras familias nos sintamos seguros y está claro que apoyamos la Segunda Enmienda”, informó uno de los empleado de BenShot. “Todos están realmente entusiasmados con la idea”.

No más que Wolfgram, “para nosotros, tener a todo el personal armado es una gran noticia”, zanja el propietario.

Feliz navidad a todos. [USA Today]