Una estrella se filtra entre los anillos de Saturno. La foto fue tomada por la sonda Cassini, la misma que ya nos ha regalado imágenes maravillosas de Saturno y de sus lunas, en 2006. La posición de la estrella es importante porque gracias al brillo se pudo determinar la concentración de materiales en el anillo.

Cassini, de hecho, ha propiciado que nuestros conocimientos sobre la composición de los anillos haya aumentado exponencialmente. Sabemos por ejemplo que son tan viejos como el propio planeta, y no necesariamente el resultado de la explosión de un satélite cercano, como se especulaba.

Y sabemos que, aunque son perfectamente visibles en condiciones normales, cuando se colocan de manera perpendicular a la Tierra (como le sucedió al mismísimo Galileo) se hacen prácticamente inapreciables. Esto ocurre porque la relación entre su ancho y su grosor es equivalente, proporcionalmente hablando, al de la hoja de una cuchilla de afeitar.

Advertisement

Puedes ver la imagen completa aquí (pulsando en la lupa en la esquina superior izquierda):

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)