Es es la conclusión a la que han llegado un grupo de científicos e investigadores de la Universidad de California (UCLA). Utilizando el telescopio Hubble de la NASA han descubierto la que hasta ahora sería la galaxia más antigua del universo: la BX442 (así la han bautizado), surgida hace 10.700 millones de años.

Pero más allá de su antigüedad, lo asombroso es su formación, "tan diferente a las demás, y tan hermosa", dicen los científicos, que en teoría no debería existir. 

Advertisement

"La gran mayoría de galaxias tienen forma como de tren descarrilado", explica Alice Shapley, co-autora del informe que describe el descubrimiento, publicado en Nature. Esto no ocurre con la BX442, a la que llaman galaxia en espiral de "gran diseño".

"El hecho de que esta galaxia exista es impresionante. La teoría hasta ahora nos decía que este tipo de formaciones de gran diseño y en espiral simplemente no existían tan pronto en la historia del universo", dice David Law, profesor en la Universidad de Toronto y responsable principal de la investigación. 

Las galaxias que se formaron hace miles de millones de años se caracterizan por estructuras irregulares y rotas. Sin embargo, la BX442 es justo todo lo contrario: presenta brazos en espiral perfectamente formados y se creó tan "solo" 3.000 millones de años después del Big Bang. En principio, demasiado poco para que la galaxia parezca tan perfecta y compacta.

Advertisement

¿Cómo es posible que esto haya ocurrido? ¿Por qué una galaxia que (en teoría) no debería existir, existe? Los investigadores creen que la respuesta tiene que ver con la galaxia "diminuta" que acompaña a la BX442 (en la foto, la formación circular en la parte superior derecha). Simulaciones llevadas a cabo por la Universidad de Arizona demuestran que la interacción de la gravedad entre ambas habrían ayudado a la mayor a tomar esa forma. Es más, todo indica que ambas van camino de colisionar.

En definitiva, dos hallazgos en uno: la antigüedad de la galaxia y su forma. Descubrimientos como estos, que hacen añicos lo que hasta ahora sabíamos del Universo, son al final los más útiles para entender cómo hemos llegado hasta aquí. [io9]

Foto: reproducción artística de la BX442 hecha por Joe Bergeron/Dunlap Institute for Astronomy & Astrophysics.