Foto: Evan Vucci (AP)

Munira Abdulla, una mujer de los Emiratos Árabes, ha recuperado la consciencia y parte de sus funciones después de pasar 27 años en un estado de conciencia reducida (popularmente conocido como coma).

SegĂșn el New York Times, Abdulla sufriĂł un grave accidente en 1991 (segĂșn informa el periĂłdico the National, un choque con un autobĂșs escolar), sufriĂł una lesiĂłn cerebral traumĂĄtica y pasĂł la mayor parte de las siguientes dĂ©cadas en un estado de “MĂ­nima conciencia”. En 2017, la trasladaron a una clĂ­nica en Alemania donde recibiĂł fisioterapia para evitar el deterioro muscular y medicamentos para tratar la epilepsia.

Durante el Ășltimo año, se produjeron varias señales de que estaba empezando a sufrir una ligera mejorĂ­a, escribiĂł el Times, y el mĂ©dico jefe de la ClĂ­nica Schön, el Dr. Friedemann MĂŒller, dijo que era posible administrarle una medicaciĂłn en la columna vertebral mediante un pequeño dispositivo y que facilitase su recuperaciĂłn:

Las señales de que la Sra. Abdulla se estaba recuperando comenzaron a aparecer el año pasado cuando comenzó a decir el nombre de su hijo. Un par de semanas después, comenzó a repetir varios versos del Corån que había aprendido décadas atrås.

“Al principio no nos lo creĂ­amos”, dijo el Dr. MĂŒller. “Pero al final quedĂł claro que estaba diciendo el nombre de su hijo”.

El Dr. MĂŒller dijo que no esperaba una recuperaciĂłn asĂ­ de la Sra. Abdulla.

Ella habĂ­a acudido a la clĂ­nica alemana para tratar sus convulsiones y sus mĂșsculos, que hacĂ­an que fuese mĂĄs difĂ­cil tratar su cuerpo y que impedĂ­an colocarla en una silla de ruedas de forma segura. Parte del tratamiento consistiĂł en colocarle un dispositivo que le administraba medicamentos directamente a la columna vertebral, un factor que, segĂșn el Dr. MĂŒller, podrĂ­a haber provocado su recuperaciĂłn.

Advertisement

No estĂĄ del todo claro cuĂĄnto podrĂĄ llegar a recuperarse Abdulla. Sin embargo, segĂșn el informe del National, su hijo de 32 años, Omar Weibar, dijo que parecĂ­a haber tomado consciencia de las personas que la rodeaban el junio pasado, y dĂ­as despuĂ©s comenzĂł a decir sus nombres. Con el tiempo, comenzĂł a poder decirle al personal mĂ©dico dĂłnde sentĂ­a dolor, conversar “si estĂĄ interesada en el tema” y recitar oraciones del CorĂĄn, dijo Weibar al National.

MĂŒller le dijo a Der Spiegel en una entrevista que nadie se despierta de un coma de repente despuĂ©s de un perĂ­odo de tiempo tan largo, y que lo que realmente ocurre es un proceso a largo plazo. SegĂșn la emisora ​​alemana Deutsche Welle, de momento, Abdulla todavĂ­a tiene serias discapacidades y tiene que utilizar una silla de ruedas.

Como señalĂł el New York Times, las recuperaciones de personas en un estado como el de Abdulla son extremadamente raras. Otro famoso caso de esto fue el de Terry Wallis, un hombre de Massachusetts que fue arrollado por una camioneta en 1984. ComenzĂł a hablar en 2003, y los mĂ©dicos llegaron a la conclusiĂłn de que su cerebro habĂ­a desarrollado “de forma gradual, nuevos caminos y una serie de estructuras anatĂłmicas completamente nuevas para restablecer las conexiones funcionales, de forma que compensasen las conexiones cerebrales perdidas en el accidente”, informĂł New Scientist.

Advertisement

[New York Times/The National/Der Spiegel]